El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Las III Jornadas Interuniversitarias de Cooperación están cuentan con más de 200 alumnos inscritos

Alumnos de la UCLM debaten sobre diversidad cultural en la inmigracion y codesarrollo, a partir del dialogo entre pueblos

03/10/2007
Compartir:

Alumnos de la UCLM debaten sobre diversidad cultural en la inmigracion y codesarrollo, a partir del dialogo entre pueblos

03/10/2007

Según Naciones Unidas, más de 250 millones de personas viven fuera de su país de origen. Y en este contexto internacional España, desde el año 2000, presenta una de las mayores tasas de inmigración del mundo. Ante la necesidad de que los alumnos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) conozcan este fenómeno y comprendan cuáles son los factores desencadenantes del mismo, la UCLM y su Fundación General acercan esta realidad a los mismos y les sensibiliza sobre un rasgo de la nueva sociedad que se está gestando: la diversidad cultural.

Inauguradas por el rector de la Universidad de Castilla La Mancha, Ernesto Martínez Ataz; el vicerrector del Campus y Cooperación Cultural, Francisco Alía; el director del Instituto de Resolución de Conflictos de la UCLM, Juan Ramón de Páramo; la directora general de Integración de Inmigrantes del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Estrella Rodriguez Pardo; y la directora general de Acción Social y Cooperación Internacional de la Junta de Comunidades, Esther Padilla; estas III Jornadas Interuniversitarias de Cooperación al Desarrollo pretenden relacionar los conceptos de inmigración, interculturalidad y codesarrollo para analizar visiones y experiencias de entidades públicas, ONG,s, asociaciones de inmigrantes y organismos internacionales.
En este contexto, Martínez Ataz, al dar la bienvenida a los alumnos, habló sobre "la posibilidad excepcional para nuestros alumnos de conocer la inmigración desde su origen estructural, evitando tópicos y superando posiciones sesgadas y, a veces asistencialistas, que reflejan el temor a la diversidad", señaló el rector. En este sentido, el máximo responsable de la institución académica recordó que un tercio de los inmigrantes que llegan a España proceden de Iberoamérica, otro, de países europeos y el tercio restante, de África. Por eso, Ernesto Martínez abogó por la necesidad de crear "un espacio de convivencia entre las distintas culturas".
Así, los más de 200 alumnos inscritos podrán conocer la realidad de los países de origen, y la integración sociolaboral de los inmigrantes, a partir de las diferentes presentaciones que realizarán expertos nacionales, internacionales, y los propios inmigrantes invitados; así como las asociaciones que los representan.
Y es que, en unas pocas décadas, España ha pasado de ser un país netamente emisor de emigrantes a ser receptor de un intenso flujo migratorio. A partir de 1973, con la crisis del petróleo, la emigración de españoles al extranjero empezó a decrecer y se produjo un retorno masivo de emigrantes españoles, forzado por el aumento del paro que golpeó a casi todos los países de acogida.
Además, desde el año 2000, España presenta una de las mayores tasas de inmigración del mundo –de tres a cuatro veces mayor que la tasa media de Estados Unidos, ocho veces más que Francia; tan sólo superada por Chipre y Andorra en términos relativos-. Un fenómeno que responde a una multiplicidad de causas entre ellas: el gran volumen de mano de obra que ha necesitado España -40% de los 900.000 empleos creados en 2005-, la identidad cultural y lingüística con Iberoamérica o la cercanía con África; siempre con una premisa común, el empleo extranjero se concentra en sectores donde la oferta de mano de obra nacional resulta escasa y necesaria.
No quiso el principal responsable de la UCLM dejar pasar de largo la idea de que "la inmigración es un tema polémico y motivo de conflictos de convivencia, de políticas de control, de un temor latente y de continuas turbulencias" pero, añadió "estoy convencido de que un país demuestra su vigor económico y pleno desarrollo cuando sume con naturalidad la convivencia intercultural, y en eso la Universidad y el sistema educativo en su conjunto, juegan un papel primordial para formar a nuestros jóvenes en valores fundamentales, como la tolerancia y el respeto a la diversidad".
Por su parte, Estrella Rodriguez Pardo subrayó que "la política migratoria tiene que hacer que alguien pueda venir a nuestro país a trabajar y vivir con total garantía, de forma legal. La sociedad española necesita inmigrantes. El reto es que estos inmigrantes que vivan y trabajen entre nosotros sean considerados ciudadanos de pleno derecho".
Para la directora general de Acción Social y Cooperación Internacional calificó estas jornadas como necesarias, "ya que sus conclusiones permitirá a las administraciones elaborar políticas adecuadas de actuación".
Durante dos días, profesores, especialistas de los servicios sociales y representantes de ONGs e inmigrantes hablarán de fenómeno de la inmigración y el codesarrollo, herramienta creada por Sami Naír, delegado interministerial para el Codesarrollo en Francia. Naír ya hablaba en los años sesenta de la necesidad de trabajar por el desarrollo, tanto en el país de origen, como en el país receptor.
Dentro de las Jornadas se proyectará la película "Las Cartas de Alou" dirigida por Montxo Armendáriz, que recibió varios premios internacionales, incluida la Concha de Oro del Festival de San Sebastián.
Gabinete de Comunicación UCLM.

Más actualidad