El 24º Congreso de la Sociedad Española de Hipertensión premia una investigación de la UCLM
El ejercicio aeróbico intenso reduce la presión arterial en combinación con tratamientos antihipertensivos
12/03/2019
Compartir:
El ejercicio aeróbico intenso reduce la presión arterial en combinación con tratamientos antihipertensivos
12/03/2019
Una investigación desarrollada en la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha ha recibido el reconocimiento del 24º Congreso de la Sociedad Española de Hipertensión, celebrado recientemente en Madrid, al confirmar que la combinación del medicamento antihipertensivo junto con una sesión de ejercicio aeróbico intenso reduce la presión arterial en pacientes hipertensos, de modo que se consiguen valores de normotenso cercanos a 120/80 mmHg durante las siguientes 24 horas.

En España, el 42 % de la población adulta tiene hipertensión arterial, un factor que incrementa de manera dramática el riesgo de muerte y de accidente cardiovascular. Dentro del tratamiento para reducir la presión arterial en estos pacientes se incluyen los medicamentos antihipertensivos, así como la recomendación de realizar ejercicio físico aeróbico. “La evidencia científica ha demostrado la eficacia tanto del medicamento como del ejercicio aeróbico reduciendo la presión arterial por separado, pero se desconocía hasta la fecha los efectos de combinar ambos tratamientos en personas hipertensas”, señala el investigador Miguel Ramírez Jiménez.  

Para resolver esta incógnita, el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio de la UCLM realizó un estudio en doce personas con valores elevados de presión arterial. Los participantes se sometieron tres pruebas: un día control, otro día con placebo junto con ejercicio y un tercer día combinando medicamento antihipertensivo y ejercicio. “Los resultados mostraron que la combinación del medicamento antihipertensivo junto con una sesión de ejercicio aeróbico intenso reduce la presión arterial de tal modo que se consiguen valores de normotenso cercanos a 120/80 mmHg durante las siguientes 24 horas”, explica el investigador. “Esto supone un mejor control de la hipertensión arterial al incluir el ejercicio físico dentro del tratamiento habitual en las personas con hipertensión”, añade.  

Gabinete de Comunicación UCLM. Toledo, 12 de marzo de 2019

 

Más actualidad