El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El paraje de Las Virtudes escondía piezas únicas en Ciudad Real y raras en Castilla-La Mancha

Arqueólogos de la UCLM hallan importantes vestigios romanos en Santa Cruz de Mudela

14/06/2013
Compartir:

Arqueólogos de la UCLM hallan importantes vestigios romanos en Santa Cruz de Mudela

14/06/2013

Un equipo de investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha descubierto una escultura ibero-romana de un animal mitológico (un grifo) y un fragmento de un monumento funerario romano (un pulvino) en el paraje de Las Virtudes, en Santa Cruz de Mudela. Ambos vestigios son únicos en la provincia de Ciudad Real y muy raros en el conjunto de Castilla-La Mancha, y podrían estar relacionados con la ciudad perdida de Ad Turres.

El convenio de colaboración suscrito el pasado mes de enero entre el Ayuntamiento de Santa Cruz de Mudela y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para la investigación del patrimonio arqueológico de la localidad ciudadrealeña ya ha comenzado a producir interesantes resultados. El equipo de investigadores que dirige el profesor Jorge Onrubia ha identificado dos piezas muy relevantes, una escultura de un animal mitológico (un grifo) y un fragmento de un monumento funerario (un pulvino), únicos en la provincia de Ciudad Real y muy raros en la comunidad autónoma castellano-manchega. Ambas piezas, además, podrían proceder de Ad Turres, una misteriosa ciudad romana que mencionan las fuentes clásicas y cuya localización exacta se desconoce.

El primero de los vestigios es una escultura ibero-romana que representa a un grifo, un animal mitológico, mitad águila, mitad león, que tuvo una gran difusión en la antigüedad, ya que se le atribuía la capacidad de proteger a los difuntos o de trasladarlos desde el mundo de los vivos al mundo de los muertos. El que se ha encontrado en Las Virtudes se había utilizado como material de construcción en un muro de mampostería edificado hace tan solo algunos años. En la provincia de Ciudad Real apenas se han localizado esculturas ibero-romanas hasta la fecha y, de hecho, este es el primer grifo que se encuentra en este ámbito geográfico, lo que justifica la relevancia del hallazgo.

En cuanto al pulvino, se trata de una pieza arquitectónica que solía emplearse para coronar las tumbas monumentales romanas en forma de altar. El que han descubierto los investigadores de la UCLM -entre quienes también se encuentra Víctor López-Menchero- estaba siendo utilizado como base de una pila bautismal en el interior de la ermita de Las Virtudes. Morfológicamente, es una pieza cilíndrica decorada con hojas lanceoladas (en forma de punta de lanza) con el nervio central. Según los arqueólogos de la UCLM, esta pieza pertenecería a un monumento funerario romano de forma cúbica, coronado en su parte superior mediante sendos pulvinos cilíndricos de frente circular. Es la primera vez que se localiza un pulvino en la provincia de Ciudad Real, mientras que en toda Castilla-La Mancha solamente se han encontrado restos de piezas parecidas en Segóbriga (Cuenca) y Ontur (Albacete). El estado general de conservación de la pieza es excelente, si bien los expertos apuntan que necesitará una limpieza superficial.

Los investigadores, miembros del grupo de investigación de Materialidad, Arqueología y Patrimonio de la UCLM, subrayan que, a pesar de su importancia, ambas piezas han pasado desapercibidas durante décadas para los lugareños, los turistas, e incluso los investigadores. Su hallazgo “puede dar un giro radical a la historia de la comarca, ya que las piezas podrían estar relacionadas con la ciudad pérdida de Ad Turres, un enclave romano que citan las fuentes clásicas y que debió ser una de las ciudades de la antigüedad más importantes de la actual provincia de Ciudad Real”, apuntan.

La localización exacta de esta misteriosa ciudad de Ad Turres es una incógnita, lo que incrementa el valor histórico de estos hallazgos y suscita el interés de los investigadores.

Gabinete Comunicación UCLM. Ciudad Real, 14 de junio de 2013

 

Más actualidad