El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Organizado por el Area de Estudios Arabes e Islámicos de la UCLM y enmarcado en un proyecto de investigación dirigido por Miguel Hernando de Larramendi

Universidades e instituciones analizan en el Campus de Toledo las relaciones culturales entre España y el mundo árabe

27/11/2008
Compartir:

Universidades e instituciones analizan en el Campus de Toledo las relaciones culturales entre España y el mundo árabe

27/11/2008

La Facultad de Humanidades de Toledo reunió a una veintena de especialistas para analizar el papel desempeñado por el Instituto Hispano-Árabe de Cultura desde su creación en 1954 hasta su transformación en 1988 en Instituto de Cooperación con el Mundo Árabe. Organizado por el Área de Estudios Árabe e Islámicos de la UCLM en colaboración con el Taller de Estudios Internacionales Mediterráneos de la Universidad Autónoma de Madrid y financiado por la Consejería de Educación y Ciencia de la JCCM, el seminario se enmarcó en las actividades del proyecto I+D+I "Política exterior y relaciones culturales con el mundo árabe", dirigido por Miguel Hernando de Larramendi.

Según explica el profesor, el mundo árabe, junto a las relaciones con Hispanoamérica, se convirtió tras la Segunda Guerra Mundial en una de las prioridades de la política exterior española, con la que el régimen de Franco intentó romper el aislamiento internacional en el que se encontraba inmerso al concluir la contienda. "Para conseguir ese apoyo el régimen impulsó unas relaciones en las que el elemento cultural adquirió gran importancia. La explotación del mito de Al-Andalus como espacio de convivencia y germen de una fecunda civilización hispano-árabe fue uno de los vectores ideológicos que sustentaron las relaciones con unos estados árabes recientemente independizados, en los que predominaba la ideología panarabista y nacionalista", indica.
La firma de tratados culturales, así como la creación y desarrollo de un tejido de centros culturales en el mundo árabe -prosigue Hernando de Larramendi-, fueron dos de los pivotes de esta política. "Sin embargo el instrumento principal fue la creación del Instituto Hispano-Árabe de Cultura (IHAC), que siguiendo el modelo del Instituto de Cultura Hispánica estaba destinado a promover el desarrollo de las relaciones culturales con el mundo árabe", afirma.
Para analizar la evolución de del citado Instituto, especialistas universitarios como Bernabé López y Waleed Saleh, de la Universidad Autónoma de Madrid, o Irene González y Bárbara Azaola, de la UCLM, y actores de la política cultural española hacia el mundo árabe vinculados a instituciones como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECI) y el Instituto Europeo del Mediterráneo, abordaron asuntos como las relaciones culturales entre la universidad española y el mundo árabe, la presencia de centros culturales españoles en le mundo árabe o la existencia del IHAC como institución para arabistas, entre otros.
Toledo, 27 de noviembre de 2008

Más actualidad