El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El Campus de Toledo acoge una jornada divulgativa organizada en colaboración con Iberdrola

La UCLM, contra el cambio climatico a traves de la investigacion y la docencia

09/05/2007
Compartir:

La UCLM, contra el cambio climatico a traves de la investigacion y la docencia

09/05/2007

La vicerrectora del Campus de Toledo, Evangelina Aranda; el consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la JCCM, José Luis Martínez Guijarro; el delegado de Relaciones Institucionales de Iberdrola en Castilla-La Mancha, Víctor Manuel Rodríguez, y el decano de la Facultad de Ciencias del Medio Ambiente, Federico Fernández, participaron en el acto inaugural de la jornada sobre cambio climático promovida por la UCLM e Iberdrola con el objetivo de analizar sus consecuencias económicas y ambientales y de debatir sobre las estrategias de lucha activadas por las administraciones públicas y la iniciativa ciudadana.

Durante su intervención, Aranda afirmó que la jornada celebrada hoy “no sólo resulta una reflexión sobre un problema inherente al desarrollo económico en el siglo XXI, sino que constituye uno de los mejores ejemplos de colaboración de la UCLM con el sector empresarial y con la administración pública en beneficio de la ciudadanía castellano-manchega”. La vicerrectora explicó que la colaboración con Iberdrola y con la Consejería de Medio Ambiente se extiende a diversas iniciativas de I+D+i y docencia en materia medioambiental y afirmó que las intervenciones de lucha contra el cambio climático tienen que realizarse tanto desde la administración como desde la iniciativa privada. “La UCLM hace frente al problema de las emisiones, entre otras actividades, creando conocimiento científico y trasladándolo a la sociedad”, indicó.
Martínez Guijarro, que anunció la creación de una Oficina Regional de Cambio Climático, avanzó algunas de las iniciativas que la JCCM está poniendo en marcha como parte de su estrategia de lucha. Entre ellas, establecerá un compromiso de compra pública sostenible, pondrá en funcionamiento una flota de vehículos oficiales híbridos, apostará por los biocombustibles, reducirá en un 25 por ciento el consumo de papel y plantará veinte millones de árboles en todo el territorio regional. “Se trata de implicar todos los niveles de la administración”, afirmó el consejero.
También Víctor Manuel Rodríguez puso de manifiesto las principales líneas de actuación de Iberdrola en contra del cambio del clima. El delegado explicó que ya el Plan Estratégico 2002-2006 incluía como una de las líneas básicas de crecimiento la apuesta total y decidida por las energías renovables. “Tenemos el convencimiento de que el cambio climático ha llegado y las empresas tenemos la total obligación de luchar contra él”, indicó. La eléctrica, primera productora mundial de energía eólica, cuenta en este momento con 4500 Mw de renovables en funcionamiento, “el equivalente a seis centrales como la de Trillo”, señaló Rodríguez.
Tras la inauguración tuvo lugar la intervención de José Manuel Moreno, catedrático de Ecología de la UCLM y coordinador del capítulo sobre la vulnerabilidad, impactos y adaptación en Europa del Cuarto Informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC). El profesor expuso los resultados de dicho capítulo, presentados en Madrid el pasado 10 de abril. “2007 es punto de inflexión en la documentación y el diagnóstico del cambio climático. Los sistemas físicos, los organismos y los ecosistemas ya han empezado a actuar de forma global en respuesta al calentamiento del planeta durante el último siglo”, afirmó. “A esta evidencia se suma la del Grupo I, que indica que el calentamiento global es incontestable y que sólo el hombre es responsable”, añadió. Moreno apeló a una revisión de las políticas de conservación basadas en la proyección del pasado hacia el futuro y señaló la eficiencia como el reto del siglo XXI. “Que las administraciones se adelanten es bueno para los ciudadanos, pero tenemos que acostumbrarnos a sacar la máxima productividad de cada recurso aprovechándolo al máximo”, manifestó.
A lo largo de la jornada se han analizado, entre otros aspectos, las consecuencias económicas del cambio climático según los parámetros establecidos por el economista británico Nicholas Stern, la situación de España, la respuesta ciudadana y las políticas de lucha puestas en marcha por la administración central y por el gobierno regional de Castilla-La Mancha.
Toledo, 9 de mayo de 2007

Más actualidad