El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Las conclusiones que se obtengan se podrán extrapolar a víctimas de violencia de género

La UCLM y la Universidad de Magallanes estudian los factores de riesgo en las muertes por estres postraumatico

29/03/2007
Compartir:

La UCLM y la Universidad de Magallanes estudian los factores de riesgo en las muertes por estres postraumatico

29/03/2007


Un grupo de investigadores del Instituto de Investigación en Informática (I3A) de la Universidad de Castilla-La Mancha, y del Departamento de Ingeniería En Computación (DIC) de la Universidad Magallanes (UMAG) y del Instituto de Investigación Integración Austral, ambos de Chile, colaboran en un proyecto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para la realización de un estudio preliminar sobre los factores de riesgo que inciden en la morbilidad y muerte en personas con estrés postraumático. Este proyecto pretende obtener terapias innovadoras a través de las últimas tecnologías, entre ellas la de sensores inalámbricos.
Para llevar a cabo este estudio, los investigadores han tomado como referencia los resultados obtenidos de un número de personas que, estando sometidas a torturas físicas y psicológicas –y otros hechos violentos- superaron en mortalidad la media nacional de fallecimientos por infarto de miocardio y cáncer entre los 52 y 63 años. Este resultado les ha llevado a reconocer la existencia de un factor de riesgo entre enfermedad y muerte entre el grupo que padece estrés postraumático (PTSD), a lo que se suma la comprobación de que el curso enfermedad-muerte de estas personas continuaba sin modificarse después de haber aplicado terapias tradicionales.
Gracias a las últimas tecnologías basadas en la utilización de sensores inalámbricos, el equipo pretende obtener terapias innovadoras para la realización de monitorizaciones y análisis de constantes biológicas como: el ritmo cardíaco, electroencefalografía continua, oximetrías o ritmo respiratorio, entre otras. De esta forma, aseguran que la fase de monitorización será más respetuosa y cercana a la vida cotidiana de las personas en estudio humanizando el tratamiento médico para mejorar su calidad de vida. A lo que añaden que “es un compromiso con la humanidad el poder ofrecer mayor claridad a aquellos, que por cualquier razón o circunstancia, hayan pasado por una experiencia traumática”. El método, afirman, no es invasivo, y permite manejar diferentes variables biológicas en un mismo espacio y tiempo. A la vez, es cómodo y de fácil medición, por lo que no resulta hostil para los enfermos que cooperan con la investigación.
Los profesores señalan que “creemos que los resultados del estudio pueden ser extrapolables a otros grupos similares, como son las mujeres que sufren de violencia doméstica, los niños maltratados o las víctimas de violación, entre otros, al tiempo que abre un campo de ayuda terapéutica para las personas que sufren estos trastornos”.
Durante este trabajo, los doctores Juan Aguilar y Mauricio Bravo evaluarán a un grupo de personas que han sido expuestas a un evento estresante extremo. Además trabajarán con otro grupo de personas sanas que no tengan historia de enfermedad psiquiátrica o de evento traumático.
En cuanto a la tecnología inalámbrica, se cuenta con la colaboración de la Sección de Redes y Arquitecturas de Altas Prestaciones (RAAP) del I3A, liderado por Luís Orozco Barbosa. También participará la doctora Teresa Olivares Montes y varios estudiantes de doctorado. Los datos obtenidos se analizarán mediante técnicas de Minería de Datos, en lo que ayudará el DIC de la UMAG, liderado por la doctora Patricia V. Maldonado Cárdenas, en colaboración con los doctores Carlos Arias y Pedro E. Alberti Villalobos. La parte del estudio en la que se interpretará el resultado del análisis a través de un interfaz gráfico, la llevará a cabo la Sección de Sistemas Concurrentes y Tiempo Real (ReTiCS) también perteneciente al I3A, compuesto por los profesores Diego Cazorla; Enrique Arias; Tomás Rojo; y los doctorandos David Cebrián y Angelines Alberto. Por último, las conclusiones la realizará el grupo de médicos de los doctores Juan Aguilar Pérez y Mauricio Bravo Morales, que pertenecen al Instituto de Investigación Ingración Austral.

Albacete, 29 de marzo de 2007

Más actualidad