El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El Premio Príncipe de Asturias de Física 2006 mantiene un encuentro con jóvenes investigadores en la Facultad de Ciencias Químicas de Ciudad Real

Ignacio Cirac:"Espana aun no esta concienciada de la importancia de tener cientificos"

25/04/2007
Compartir:

Ignacio Cirac:"Espana aun no esta concienciada de la importancia de tener cientificos"

25/04/2007


“No hay mucha diferencia entre ser científico y ser deportista de élite: la clave está en la disciplina para hacer bien un trabajo”. Esto ha dicho esta mañana en la Facultad de Ciencias Químicas Ignacio Cirac, investigador afincado en Alemania, pero que tiene a Ciudad Real muy dentro de su corazón, ya que su vida científica y familiar comenzó en esta ciudad que le acogió cuando daba sus primeros pasos en la Física Cuántica, disciplina en la que es una de las máximas autoridades a nivel mundial.
Unos cincuenta jóvenes investigadores y ex compañeros de trabajo bombardearon esta mañana con sus preguntas al profesor Ignacio Cirac, Premio Príncipe de Asturias de Física en 2006 y actual director de la División Teórica del Instituto Max-Planck para la Óptica Cuántica, en Garching, Alemania. La razón es que el investigador había sido invitado por la Universidad de Castilla-La Mancha para participar en el ciclo “Ciencia Joven 2007” que organiza la Facultad de Ciencias Químicas para formar un núcleo importante de investigadores.
Cirac no dudó en contestar a toda una batería de cuestiones que giraron en torno a la investigación en la actualidad, procesos de doctorado, becas, formación de equipos o las imprescindibles e inevitables comparaciones entre la investigación que se lleva a cabo en España y la que se realiza en los países más avanzados de la Unión Europea y Estados Unidos.
Para el profesor de Física Cuántica “en estos últimos 20 años la investigación ha sufrido un gran cambio en España y se ha trabajado bastante en mentalizar a la sociedad para conseguir más apoyos económicos y más medios, pero la realidad es que nuestro país aún está a niveles más bajos que los del resto de Europa, aunque –recalcó- la tendencia es muy esperanzadora”.
Preguntado por el esfuerzo que debe hacer el joven investigador para llegar a un buen nivel, Cirac comentó a los asistentes que suele levantarse a las 6:30 de la mañana y, aunque tiene un equipo completo de colaboradores, ser director en el Max- Plank y participar en más de 7 proyectos europeos le obliga a alargar la jornada laboral hasta muy tarde, incluso los fines de semana. Por razones como estas, ha sido nombrado asesor científico de la Unión Europea, Alemania o universidades tan prestigiosas coma la de Hardvard.
También quiso hacer una referencia a su colaboración con centros españoles, como la que mantiene con el Instituto de Ciencias Fotónicas de Cataluña, la Complutense de Madrid o la Universidad de Zaragoza; además de la Universidad de Castilla-La Mancha, donde acude cada vez que se solicita su presencia –este año participó en el Taller de Periodismo Científico de la Universidad regional-.
En otro momento del encuentro y, respondiendo a uno de los jóvenes investigadores, Cirac habló del futuro laboral de quienes quieren dedicar su vida a la Ciencia “las oportunidades laborales son escasas en cualquier parte del mundo, pero la experiencia demuestra que quien persiste lo consigue. España, en este sentido, no es diferente”. Además, incidió en la necesidad de no envidiar a otros países del mundo, puesto que, analizando disciplina por disciplina, “España tiene en algunas un nivel muy bueno”, insistió Ignacio Cirac.
Para finalizar y, como consejo a los doctorandos, el doctor honoris causa por la UCLM hizo hincapié en la necesidad de viajar al extranjero “da igual dónde estudiéis, no importa que sea en la mejor universidad europea o estadounidense. Lo importante es abrir nuevos horizontes, conocer a otras personas y establecer lazos que serán la base de vuestro trabajo como investigadores” sentenció el conferenciante.

Gabinete de Comunicación. Miércoles, 25 de abril de 2007

Más actualidad