El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Organizado por la Asociación Cultural Dimes y Diretes, continuará todos los miércoles de abril

El imperio de los sentidos abrira el Ciclo de Cine Erotico de la Facultad de Letras

10/04/2007
Compartir:

El imperio de los sentidos abrira el Ciclo de Cine Erotico de la Facultad de Letras

10/04/2007

La Asociación Cultural Dimes y Diretes ha organizado un Ciclo de Cine Erótico que arrancará el próximo miércoles, 11 de abril, con el largometraje El imperio de los sentidos. Y tu mamá también y Baise-moi completarán un programa que intentará mostrar y diferenciar los límites existentes entre lo erótico y lo pornográfico.
Mañana, miércoles 11 de abril, a las 19.30 horas, comenzará en el Aula Magna de la Facultad de Letras el Ciclo de Cine Erótico, organizado por la Asociación Cultural Dimes y Diretes en colaboración con la propia Facultad de Letras. Este ciclo de cine comenzará con la proyección de la película El imperio de los sentidos, del director japonés Nagisa Oshima.
La programación se extenderá a lo largo de todos los miércoles de abril, con la proyección de las películas Y tu mamá también (miércoles 18) y Baise-moi (miércoles 25).
Muchas veces el concepto de cine erótico queda oculto tras la etiqueta de lo pornográfico. El erotismo se ocupa no sólo del acto físico del sexo, sino de todas sus proyecciones y de todo aquello que mana de nuestra zona líbica y está relacionado con el sexo.
El imperio de los sentidos
En El imperio de los sentidos (1976), una pareja de amantes vive una historia de amor al límite. La pasión se ha adueñado de ellos. El sexo ha pasado a ser lo más importante de sus vidas. Poco a poco sus juegos eróticos van traspasando fronteras. Las ansias de la mujer por poseer a su hombre parecen crecer cada vez. Sólo falta superar su último tabú: fundir el amor y la muerte.
Ambientada en Tokio en 1936 y basada en una historia real, la película narra el encuentro de un hombre casado y una mujer a la que conoce en un burdel. Allí, rodeados de otras geishas que cumplen el papel de familiares, celebran un simulacro de boda que termina en una fiesta desenfrenada.

Los amantes se van a vivir a una casa alquilada, donde el amor y los contactos sexuales se hacen cada vez más exigentes y absolutos, generando una relación que oscila entre el erotismo y la ritualidad.
Aunque el sexo tiene en el film un sentido metafísico, en muchos países se la consideró una película casi pornográfica y fue -en la primera mitad de los 80- una de las primeras en recibir la calificación de "exhibición condicionada".

Más actualidad