El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Clausuró el ciclo "5 poetas en otoño" organizado por la Facultad de Humanidades y el Grupo La Confitería

Angel Gonzalez: "Si el poema es bueno, va creciendo con la relectura"

15/11/2006
Compartir:

Angel Gonzalez: "Si el poema es bueno, va creciendo con la relectura"

15/11/2006


Ángel González, uno de los mayores poetas de la literatura española contemporánea, clausuró -en el Museo Municipal de Albacete- la séptima edición del ciclo “5 Poetas en Otoño”, organizado por la Facultad de Humanidades y el grupo poético La Confitería. El público que abarrotaba el antiguo salón de plenos del viejo Ayuntamiento de la ciudad, pudo disfrutar de un recital en el que el autor de “Áspero mundo” (1956), recorrió versos de toda su obra poética.
Ángel González estuvo acompañado por el alcalde de Albacete, Manuel Pérez Castell, y por el decano de la Facultad de Humanidades, Miguel Panadero, quienes coincidieron en destacar la maestría poética del escritor asturiano. El alcalde se atrevió con unos versos del poeta, y el decano, tras felicitar al grupo de la Confitería por la edición de este año, destacó el esfuerzo de la organización por conseguir metas cada vez más ambiciosas.
En su comparecencia previa ante los medios de comunicación, Ángel González señaló que ahora escribe poco, y no sólo porque esta época sea poco propicia climatológicamente, sino porque las palabras no vienen a su mente como lo hacían antes y, según dijo, “no basta con las ideas, tienen que llegar también las palabras”. Lo que sí practica, y mucho, es la lectura, o mejor dicho, la relectura: “lo que más me gusta es releer, vuelvo a los libros de Dickens, Balzac o Dostoievski, pues si el poema es bueno, va creciendo cuanto más lo lees”, afirmó.
El Premio Príncipe de Asturias de la Letras, que descubrió su faceta de escritor siendo un adolescente, encuentra la motivación para escribir en la mirada inédita y sorprendente hacia el mundo que nos rodea: “Al detectarme una enfermedad pulmonar y tener que guardar reposo en un pueblo de León, la soledad y el aislamiento hicieron de la lectura mi única herramienta contra el aburrimiento, y empecé a escribir como reflejo de lo que leía”, comentó ante el auditorio.
En cuanto a la poesía como género, el escritor afirma que “es minoritaria porque su lectura es más difícil que la de la prosa y exige mayor participación del lector, ya que éste tiene que recrear e interpretar el poema, y por muy claro que sea, siempre tiene un margen de ambigüedad y misterio que tiene que resolver el propio lector”. Aunque ahora, asegura, “la poesía española discurre por un camino más realista, que la acerca a cosas cotidianas”.
Ángel González es uno de los referentes de la Generación del 50. Su obra está llena de contrastes y discurre entre lo efímero y lo eterno, características que llevan al lector a divagar y soñar en los temas del amor y de la vida.
Su último libro de poemas ha sido “Otoño y otras luces”, un título evocador y muy apropiado para el ciclo poético al que ha puesto el broche de oro.
Albacete, 15 de Noviembre de 2006

Más actualidad