El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Se trata de informar a los potenciales soldados, la tarea que podrían desarrollar en el ejército español

Taller de sanidad en las Fuerzas Armadas espanolas para diplomados en Enfermeria

15/03/2006
Compartir:

Taller de sanidad en las Fuerzas Armadas espanolas para diplomados en Enfermeria

15/03/2006

La importante participación del ejército español en misiones internacionales, la inmensa mayoría de ellas humanitaria, junto al alto grado de especialización de las Fuerzas Armadas, convierten a la Universidad en fuente de personal para el Ministerio de Defensa. Una antigua alumna de la Escuela Universitaria de Enfermería de Ciudad Real, con experiencia en el batallón de helicópteros de ataque de Almagro informó a los alumnos sobre salidas profesionales en el ejército.
José Ramón Gálvez, teniente coronel de Infantería y la enfermera Vicenta Sobrino, número uno y premio extraordinario de carrera de Enfermería (carrera que cursó en la Escuela Universitaria de Enfermería de la Universidad de Castilla-La Mancha UCLM), además de teniente sanitario en el Batallón de helicópteros de ataque, con sede en Almagro hablaron a los estudiantes sobre las salidas que ofrecen las Fuerzas Armadas a los diplomados en Enfermería.
Tras agradecer la invitación de la Escuela de Enfermería, Gálvez comentó que “el objetivo que nos mueve es informar sobre las formas de acceder al ejército, como una salida laboral más, aunque con unas características particulares”.
El trabajo de los sanitarios militares se desarrolla en un entorno complicado, donde la población y el territorio siempre tienen características especiales. A ello se une que España ha sufrido un gran cambio y su ejército también, se ha pasado de 250.000 efectivos a menos de 120.000, pero con mandos y personal especializado.
Esta falta de personal se está supliendo con tecnología, cada vez más compleja y, por tanto, con necesidades de personal cada vez más especializado. Además España participa de forma continua en misiones internacionales, donde existen necesidades sanitarias importantes, a posteriori de un conflicto armado.
Por tanto hay que aportar a la población civil asistencia sanitaria de la que ha carecido durante el periodo de conflicto, para ello hace falta personal sanitario, y es en la Universidad donde se abastece el ejército de personal, de la misma manera que lo hace con abogados, ingenieros, economistas o, los propios enfermeros.

Ciudad Real, 14 de marzo de 2006

Más actualidad