El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La UCLM presenta una nueva edición de La ruta de Don Quijote de Azorín

La UCLM presenta una nueva edicion de La ruta de Don Quijote de Azorin

20/06/2005
Compartir:

La UCLM presenta una nueva edicion de La ruta de Don Quijote de Azorin

20/06/2005


Esta mañana ha sido presentado en la Cueva de Medrano de Argamasilla de Alba el libro La ruta de Don Quijote, de Azorín, texto conmemorativo del III Centenario de la novela cervantina celebrado en 1905, nuevamente editado por los profesores de la UCLM Isidro Sánchez y Esther Almarcha, y del que este año se cumplen cien años. Un texto al que acompañan ciento cincuenta fotografías recopiladas por el Centro de Estudios de Castilla-La Mancha, que complementan el texto azoriniano y hacen de esta edición una obra novedosa y de gran belleza visual.
El acto ha sido presidido por el alcalde de Argamasilla de Alba, José Díaz Pintado y ha contado con la asistencia de los alcaldes de los siete pueblos citados y recorridos por Azorín. La presentación de la obra ha corrido a cargo del vicerrector del Campus de Ciudad Real y Cooperación Cultural, Francisco Alía; la consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo; los autores de la edición, Isidro Sánchez y Esther Almarcha; y el director de la Casa museo de Azorín, José Payá.
La ruta de Don Quijote, editado por Rafael Amorós, es la reunión en un volumen de una serie de artículos que José Martínez Ruiz “Azorín” redactó para el diario El Imparcial durante el mes de marzo de 1905. Estos 15 artículos descubrieron una Mancha muy diferente a la que había configurado el imaginario romántico a través de los viajeros ingleses o americanos, desvelando la espontaneidad y cordialidad de sus gentes. Azorín describió La Mancha visitada y trató de relacionarla con las llanuras recorridas por nuestro hidalgo a principios del XVII, caracterizó y nos dejó retratos inolvidables de sus habitantes y supo vincularlos a los citados en la novela. Para acercar aún más al lector a La Mancha de principios del XX, que poco podía deferir de la que vivió nuestro Siglo de Oro, la edición presentada recoge ciento cincuenta fotografías de nuestra tierra, en su mayoría depositadas en el centro de Estudios de Castilla-La Mancha de la UCLM, que ilustran con acierto las palabras azorinianas desvelándonos lugares, rostros y, en definitiva, el espíritu más próximo que acogió las aventuras del inmortal caballero.
El libro se completa con una introducción en la que se analizan las rutas descritas y un apéndice final que incluye una relación de los materiales que se han realizado en estos cien años con motivo de la ruta.

Más actualidad