El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Clausurado en Toledo el curso "Cuento y microcuento en el siglo XXI"

Hilario J. Rodriguez describe en "Cuentos chinos" el origen de su vocacion como narrador

06/07/2005
Compartir:

Hilario J. Rodriguez describe en "Cuentos chinos" el origen de su vocacion como narrador

06/07/2005

Evangelina Aranda, vicerrectora del Campus de Toledo, ha clausurado este mediodía el curso de verano “Cuento y microcuento en el siglo XXI”, el tercero del ciclo organizado por la profesora Marina Villalba en torno a la última narrativa española. De forma previa a la clausura, Hilario J. Rodríguez, escritor y crítico de cine, desarrolló la ponencia “Cuentos chinos”, en la que, enlazando diversas historias de raíz autobiográfica, situó el origen de su vocación como narrador en el acortamiento de las distancias con el “mundo perfecto” de su niñez.
Hilario J. Rodíguez (Santiago de Compostela, 1963) ha pronunciado esta mañana en Toledo la última conferencia del curso “Cuento y microcuento en el siglo XXI”, en el que han participado desde el pasado lunes Carlos Castán, Andrés Neuman, Care Santos, Luis García Jambrina y Marina Mayoral, entre otros ponentes. Crítico de cine y autor de “Aunque vuestro lugar sea el infierno” y “Construyendo Babel”, Hilario J. Rodríguez relató una anécdota protagonizada por Paul Auster para afirmar, con el célebre narrador norteamericano, que “uno se hace escritor para luchar contra lo que se desvanece cada día”.
“Los escritores creemos que controlamos el mundo porque lo reproducimos como crememos que es. La gente se aproxima a ese mundo sin desconfianza”, afirmó Hilario J. Rodríguez. Sin embargo, explicó que a él no le interesa esa realidad paralela como perspectiva literaria. “No deseo suspender la capacidad de temblar o la inseguridad de las personas que se acercan a la literatura, sino amplificarla, quiero que entren en el relato”, manifestó.
El escritor afirma que comenzó a escribir por nacer donde nació, tener los padres que tuvo y conocer a la gente que conoció, pero también con una intención: la de construir ficciones con reflejo en el mundo real, “a fin de comprobar que algo nuestro quedará ahí cuando no estemos”. En la actualidad, Hilario J. Rodríguez trabaja en un relato que verá la luz en cuanto se publique su próxima novela, ya en las fases finales de edición. La génesis de esta nueva obra, según el último “cuento chino” desarrollado esta mañana por el autor, se produjo hace dos años, durante el Festival de Cine de Gijón, cuando decidió, junto a una directora argentina, profundizar en una serie de peripecias “poco casuales” sobre la expresión artística de ambos. El hilo conductor será la aproximación al mundo perfecto, que en el caso de Hilario J. Rodríguez fue el de su niñez. “La perfección de este mundo comenzó a desvanecerse cuando violé la distancia desde la que se ven las cosas”, concluyó.
El curso “Cuento y microcuento en el siglo XXI” fue clausurado por Evangelina Aranda, vicerrectora del Campus de Toledo, que destacó su carácter de punto de encuentro y debate para alumnos de la UCLM, de otras universidades y público general en torno a un tema de alto interés científico y académico, como es la narrativa española contemporánea. Por su parte, Marina Villalba, profesora de la Facultad de Humanidades de Toledo y directora del curso, apostó por la continuidad del ciclo en forma de nuevos cursos de verano que tendrán lugar durante los próximos años.

Más actualidad