El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Luis Ortega, director del CEE, imparte una conferencia en el centro penitenciario de Ocaña I

La UCLM colabora con la Delegacion del Gobierno en la difusion de la Constitucion europea entre la poblacion reclusa

16/02/2005
Compartir:

La UCLM colabora con la Delegacion del Gobierno en la difusion de la Constitucion europea entre la poblacion reclusa

16/02/2005

Luis Ortega, director del Centro de Estudios Europeos de la UCLM, ha impartido esta mañana una conferencia sobre la Constitución europea en el centro penitenciario de Ocaña I, con el fin de dar a conocer el texto del tratado a la población reclusa y para animarles a ejercer su derecho al voto. La conferencia ha tenido lugar en respuesta a una petición de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha, dentro de sus actividades para promocionar el tratado constitucional en la región.
Como continuación a la conferencia impartida esta mañana en el campus universitario de Toledo, dentro de las jornadas “Una Constitución para los europeos” promovidas por la UCLM, Luis Ortega, catedrático Jean Monnet y director del Centro de Estudios Europeos, explicó a los reclusos del centro penitenciario de Ocaña I el proceso de gestación del texto constitucional hasta llegar al tratado que se somete a referéndum el próximo domingo. Ortega detalló las innovaciones de la Constitución, destacando el aumento del contenido democrático, la participación de la ciudadanía, el aumento de los derechos sociales y la carta europea de derechos fundamentales. “España, que es uno de los países más europeístas, obtendrá beneficios en las negociaciones multilaterales”, afirmó el catedrático.
Para Ortega, el tratado “supone un importante salto hacia la integración política. La UE había venido realizando procesos de integración en materia económica y jurídica de un alcance importante, -lo que se ha conocido como la Comunidad Económica Europea- y ahora faltaba el impulso de debate político. La Constitución introduce la carta de derechos fundamentales, nuevas políticas de integración en materia de seguridad interior, justicia, política interior, defensa… Todos estos son aspectos que afectan al concepto de soberanía clásica de los estados miembros”.
El catedrático despejó las dudas sobre lo que ocurriría si el “no” se impusiera en el referéndum del domingo. “El tratado no se aplicaría en ningún otro estado de la UE y tendría que reunirse el Consejo Europeo para decidir qué pasos nuevos se darían. Si fuera un país pequeño se le invitaría a reconsiderar su posición o a abandonar la Unión. Si fuesen varios países se plantearía el debate de la Europa de las distintas velocidades”. En opinión del catedrático “el proceso iniciado con esta Constitución es imparable, con un grupo mayor o menor de miembros de la UE el proceso de integración política se va a producir, por una razón clara: si Europa no se une políticamente no tendrá voz para defender sus intereses comerciales en el resto del mundo ni podrá favorecer un modelo de convivencia mundial en torno a unos principios que no sean necesariamente los de la intervención armada, como se viene produciendo en los últimos años por parte de Estados Unidos”.

Más actualidad