El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Impartida por el profesor Juan Carlos Arroyo

La Escuela de Caminos celebra una jornada sobre un hormigon de alta resistencia

07/04/2005
Compartir:

La Escuela de Caminos celebra una jornada sobre un hormigon de alta resistencia

07/04/2005


La E.T.S. de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos celebra a lo largo del día de hoy una jornada sobre El hormigón pretensado en edificación, dirigida por el profesor de la Universidad Camilo José Cela y director de CALTER Ingeniería, Juan Carlos Arroyo. Este curso se imparte dentro del Máster Universitario en Proyecto del Territorio, Medio Ambiente, Paisaje y Sostenibilidad organizado por el Centro.
La Escuela de Caminos de la UCLM celebra hoy una jornada sobre la utilización del hormigón pretensado en edificación, dirigida por el profesor de la Universidad Camilo José Cela, Juan Carlos Arroyo.
El hormigón pretensado se puede considerar un nuevo material, que paulatinamente se está introduciendo en España. Su diferencia con el hormigón armado es que en éste la armadura es pasiva, es decir, entra en carga cuando las acciones exteriores actúan sobre la estructura. En el pretensado, en cambio, la armadura es activa, se tensa previamente a la actuación de las cargas que va a recibir la estructura (peso propio, carga muerta y cargas de tráfico), comprimiendo el hormigón, de forma que nunca tenga tracciones o que éstas tengan un valor reducido. En definitiva, es adelantarse a las acciones que van a actuar sobre la edificación.
Con el hormigón pretensado se evita la fisuración que se produce en el hormigón armado y por ello, se pueden utilizar aceros de mayor resistencia, inadmisibles en el hormigón armado porque se produciría una fisuración excesiva. Asimismo, su utilización en edificios permite construir suelos más cortos y, por consiguiente, ganar altura en la construcción. Además, por su mayor resistencia, se eliminan columnas lo que mejora el aprovechamiento de los espacios tanto en viviendas como en edificios de oficinas.
Este curso se enmarca en el Máster Universitario en Proyecto del Territorio, Medio Ambiente, Paisaje y Sostenibilidad.

Más actualidad