El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El profesor Victor Baker participa en la VIII Reunión Nacional de Geomorfología en Toledo

Un cientifico del proyecto Mars Odyssey hablara en la UCLM de la geologia marciana

23/09/2004
Compartir:

Un cientifico del proyecto Mars Odyssey hablara en la UCLM de la geologia marciana

23/09/2004

El profesor de la Universidad de Arizona en Tucson (EEUU) Victor Baker se convirtió en la “estrella” del último Congreso Mundial de Geología, celebrado en Florencia en agosto pasado, al subrayar las importantes coincidencias geológicas entre Marte y la Tierra. Unas similitudes que, incluso, podrían revelar la existencia de alguna forma de vida en el Planeta Rojo.
Baker, que participa en el análisis de los datos recogidos por la sonda Mars Odyssey, se desplazará mañana al campus de Toledo de la Universidad de Castilla-La Mancha para intervenir en la VIII Reunión Nacional de Geomorfología. Concretamente, este experto internacional expondrá los últimos descubrimientos sobre la geomorfología marciana, surgidos a partir de la información recabada por la sonda europea Mars Express y por la NASA, en su misión al Planeta Rojo.
De hecho, el profesor Baker es uno de los científicos responsables del denominado “Objetivo 3” del proyecto Mars Oddyssey, que consiste en caracterizar la geología marciana, es decir, determinar los elementos químicos y los minerales que componen Marte y explicar cómo se desarrolló su superficie a lo largo del tiempo.
Entre otros hallazgos, este experto internacional habla de la existencia de agua en el Planeta Rojo hace unos millones de años, relativamente poco tiempo en términos geológicos. Otro dato importante es el de la existencia de sulfato de sodio, lo que indica alteraciones químicas recientes.
Asimismo, se ha detectado en la atmósfera marciana la presencia de metano, un gas que desaparece al cabo de cien años si no es reemplazado. En la Tierra, el metano procede esencialmente de las bacterias, es decir, de organismos vivos. La cuestión que se plantean ahora los científicos es si el metano marciano es de origen volcánico o, por el contrario, tiene una procedencia orgánica. Esta última opción, apasionante, abriría la hipótesis de la existencia de vida en el Planeta Rojo.

Más actualidad