El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Según afirmó la profesora de la UCLM, Adelina Sarrión, en un curso de verano en Cuenca

"El enfrentamiento entre las tres religiones se debe en gran parte a su historica discriminacion a la mujer"

16/07/2004
Compartir:

"El enfrentamiento entre las tres religiones se debe en gran parte a su historica discriminacion a la mujer"

16/07/2004

La profesora de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Adelina Sarrión, historiadora experta en los procesos inquisitoriales practicados a mujeres, considera que el inveterado enfrentamiento entre el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam responde en buena parte a la profunda discriminación que sufre el colectivo femenino en el seno de estas tres religiones.
Sarrión, que participa en el curso de verano “Judaísmo, Cristianismo e Islam: Tres religiones en diálogo” que celebra la UCLM en Cuenca, no deja lugar a dudas. “Al relegar a la mujer, las tres grandes religiones monoteístas están segregando a la mitad de la humanidad. Pero es que, además –puntualiza la profesora-, está claro que la mujer tiene una forma de sentir y de actuar muy diferente al hombre y, desde mi punto de vista, la presencia de las mujeres en los órganos de decisión de las tres religiones hubiera limitado mucho los enfrentamientos interreligiosos, unos enfrentamientos en el fondo bastante absurdos y vacíos”.
La profesora Sarrión considera que el curso de verano de la UCLM ha resultado especialmente valioso precisamente porque ha considerado la perspectiva femenina en el ámbito de las tres religiones, un entorno que no se caracteriza por valorar la misma. En este sentido, subrayó la intervención de la profesora de Teología del Colegio Alemán de Madrid, Margarita Pintos de Cea-Naharro, quien realizó una ponencia sobre el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam desde la perspectiva de género.
En cuanto a su propia aportación al curso, Adelina Sarrión se centró en el área en la que se la considera una experta, las relaciones del Santo Oficio con la mujer, incidiendo en los procesos denominados de “religiosidad heterodoxa”, en los que se juzgaba a las mujeres que practicaban el catolicismo al margen de las férreas pautas dictadas por el Concilio de Trento. Es el caso de las místicas, las iluminadas, las endemoniadas y las beatas, que conformaban el único colectivo en el que las mujeres superaban a los hombres en el porcentaje de procesos. Si del total de personas juzgadas por la Inquisición, tres cuartas partes son hombres, en el caso concreto de la religiosidad heterodoxa, un 70 por ciento de los reos eran mujeres, un 25 por ciento, hombres, y un cinco por ciento respondían a casos en los que se procesaban conjuntamente a individuos de los dos sexos.

Más actualidad