El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La investigadora Rosa Arriaga defiende el uso de las personas como sensores para la mejora de la salud de los enfermos

La Escuela Superior de Informática acoge una conferencia sobre sensores humanos

13/06/2013
Compartir:

La Escuela Superior de Informática acoge una conferencia sobre sensores humanos

13/06/2013

La Escuela Superior de Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en el Campus de Ciudad Real ha recibido la visita de la investigadora del Georgia Institute of Technology Rosa Arriaga, quien ha impartido una conferencia sobre cómo los humanos pueden ejercer como sensores para mejorar el bienestar y la salud de determinados pacientes. Su institución ya ha llevado a cabo varios estudios sobre esta cuestión con resultados positivos para los afectados.

La investigadora del Georgia Institute of Technology (USA) Rosa I. Arriaga ha defendido el uso de los humanos como sensores para la mejora de la salud y el bienestar de las personas, durante la ponencia que ha impartido en la Escuela Superior de Informática en el Campus de Ciudad Real.

La psicóloga del desarrollo Rosa Arriaga, que ha visitado la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) invitada por el grupo de investigación MAmI, ha afirmado que el uso de sensores humanos “es posible” a día de hoy, tal y como demuestran los tres estudios llevados a cabo por el instituto americano Georgia Technology con pacientes aquejados de autismo y de enfermedades crónicas como el asma, los cuales han permitido mejorar su día a día.

Según Arriaga, los sensores humanos actúan a modo de lo que ha denominado “voluntarios digitales” que, apoyados por la tecnología, interactúan y ayudan a las personas más vulnerables –como es el caso de asmáticos o autistas- a enfrentarse a situaciones que por sí solos no son capaces de resolver, siempre garantizando el anonimato de sensores y pacientes. Como ejemplo, ha citado que un autista si tiene que ir a un restaurante no sabe qué pasos dar porque no es una situación común para él, aunque sí para el resto de individuos. Aquí entran en juego los sensores humanos a quienes el usuario preguntaría qué hacer en tal caso y seguiría los pasos marcados.

La profesora Rosa Arriaga ha insistido en la necesidad de seguir avanzando en este tipo de estos estudios, convencida de que no es una cuestión de futuro, sino de presente, ya que “los pacientes que necesitan ayuda la precisan ahora”. “Parece algo lejano, pero es simplemente como que en lugar de usar la tecnología artificial, servirse de aquellos humanos que estén dispuesto a ayudar a otros. La tecnología facilitaría esa interacción”.

La visita de la profesora Rosa Arriaga viene a reforzar los lazos de colaboración que la UCLM mantiene con el Georgia Institute of Technology a través del proyecto europeo Ubihealth y ha permitido la codirección de dos tesis doctorales de alumnos de la institución castellano-manchega sobre la aplicación se sensores en autistas y asmáticos.

Gabinete de Comunicación UCLM. Ciudad Real, 13 de enero de 2013
 

Más actualidad