El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Presentado por la UCLM y Horizonte XXII con el apoyo de la Junta de Comunidades

El Informe GEM 2012 confirma que Castilla-La Mancha avanza en emprendimiento

03/12/2013
Compartir:

El Informe GEM 2012 confirma que Castilla-La Mancha avanza en emprendimiento

03/12/2013

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Fundación Horizonte XXII Globalcaja, con el apoyo de la Junta de Comunidades, presentaron el Informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) Castilla-La Mancha 2012, que diagnostica por primera vez la situación del emprendimiento en la región. El documento ofrece datos regionales en el marco de un observatorio internacional creado en 1997, señalando valores y actitudes, características de la dinámica empresarial, cualidades del emprendedor y aspectos relacionados con la financiación, la motivación o el entorno, entre otros.

“En algunos aspectos estamos un poco por debajo de la media y en otros igual que en la media, pero vamos acortando distancias”, afirmó el profesor de la UCLM y director del Informe, Juan José Jiménez, que presentó la investigación acompañado por el vicerrector de Transferencia y Relaciones con Empresas, Pedro A. Carrión; la directora general de la Fundación, Ana Isabel López Casero; la directora general de Desarrollo de Estrategia Económica y Asuntos Europeos de la Junta, María Teresa Giménez , y la también profesora de la UCLM y miembro del equipo GEM CLM Ángela González.

El Informe proporciona información sobre valores y actitudes ante el emprendimiento de la población castellano-manchega y ofrece datos sobre el proceso de creación y la dinámica empresarial, así como información descriptiva sobre las iniciativas creadas en relación con la motivación para emprender, el perfil socioeconómico del emprendedor, la descripción de los negocios creados, la financiación y el entorno.

Una de las conclusiones es que la población de Castilla-La Mancha percibe menos oportunidades para emprender que la media de la población en España. El emprendedor castellano-manchego valora sus conocimientos ligeramente por debajo de la media y no presenta una mayor aversión al riesgo. De forma general en la región se percibe que el emprendimiento está relacionado con una mejora del estatus y el nivel de vida y también que los medios de comunicación realizan una buena labor de difusión del emprendimiento. El índice de cultura emprendedora, que recoge las variables anteriores, presenta una valoración positiva superior a la media española.

El 10,6 por 100 de la población adulta de Castilla-La Mancha tiene intención de emprender (en España la cifra asciende al 12 por 100). El índice de actividad emprendedora en la región, que alcanza el 5,6 por 100, está en consonancia con la media nacional. La tasa de actividad consolidada (empresas e iniciativas de autoempleo) con más de tres años y medio de permanencia es superior a la media nacional con un 9,9 por 100. Por otra parte, las tasas de abandono (2,2 por 100) y cierre (1,8 por 100) también son superiores a la media.

En Castilla-La Mancha el 56,7 por 100 de las iniciativas se crean para aprovechar una oportunidad en el mercado, mientras que el 37,4 por 100 se crean por necesidad. El emprendedor castellano-manchego es hombre, de entre 33 y 42 años, con estudios primarios y un perfil de renta alto. En su iniciativa, que en un 56 por 100 de los casos le emplea solo a él, aportan capital principalmente familiares (32,6 por 100 de los casos) y amigos (34,8 por 100).

El sector de bienes de consumo absorbe el 57,6 por 100 de las iniciativas emprendedoras. Casi la mitad (44,5 por 100) de las empresas consolidadas no tienen expectativas de crear empleo. El Informe GEM revela también que el 76,3 por 100 de las empresas nacientes y de nueva creación no innovan y que tanto estas como las consolidadas operan de forma general en sectores de baja tecnología. Tampoco sobresalen por su perfil exportador.

En relación con la financiación, un emprendedor castellano-manchego necesita 185.000 euros para poner en marcha su negocio, un capital muy inferior a la media nacional. De estos el emprendedor aporta los 26.423 euros, recurriendo a la iniciativa privada para financiar el resto. En la región el 12,4 por 100 de los inversores privados se definen como business angel, un porcentaje “muy por encima” de la media nacional que se explica, según los autores, por el trabajo que realiza la Red GOBAN.

El panel de expertos consultados para elaborar el Informe GEM otorga al entorno de emprendimiento unas valoraciones muy cercanas a la media nacional. Los factores mejor valorados son las infraestructuras físicas, las innovaciones que exige el consumidor, las políticas de apoyo al crecimiento y el apoyo a las emprendedoras. Por otra parte detectan deficiencias en la educación sobre emprendimiento en Infantil y Primaria, en la financiación, en la transferencia de tecnología e I+D y en las políticas fiscales y la burocracia.

Gabinete de Comunicación. Toledo, 3 de diciembre de 2013

 

Más actualidad