El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El estudio ha analizado casi 4000 audiometrías en más de 230 pacientes durante los últimos 30 años.

La UCLM publica un estudio con avances sobre vértigo y sordera en la enfermedad de Mèniére

13/05/2011
Compartir:

La UCLM publica un estudio con avances sobre vértigo y sordera en la enfermedad de Mèniére

13/05/2011

Un estudio de investigación dirigido por el profesor de la Facultad de Medicina de Albacete (FMA), Antonio Belinchón, otorrinolaringólogo del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA), y el doctor del Hospital Universitario La Fe de Valencia, Herminio Pérez-Garrigues, en el que han participado el investigador de la UCLM y profesor de la FMA, Alberto Nájera y el doctor del Hospital Mancha Centro de Alcazar de San Juan, José MaríaTenías, ha descrito con el mayor grado de precisión hasta la fecha el proceso de pérdida de audición asociado a la enfermedad de Mèniére. Los resultados del estudio se han publicado recientemente en la revista Laryngoscope (marzo 2011), una de las publicaciones científicas más influyentes en el campo de la otorrinolaringología a nivel mundial.

La enfermedad de Mèniére, descrita por primera vez por el médico francés Prosper Ménière en 1861, afecta anualmente en España a unas 100.000 personas (fuente ONCE), principalmente a adultos entre 30 y 50 años. Esta enfermedad se caracteriza por vértigos de mas de 20 minutos de aparición brusca, hipoacusia (sordera, típicamente fluctuante), acúfenos (ruidos en los oídos) y sensación de presión en el oído afectado. La evolución de la enfermedad es variable de un paciente a otro pudiendo sufrir desde 2 o 3 crisis de vértigo hasta vértigos diarios durante años muy incapacitantes.
La enfermedad es provocada por un incremento de endolinfa, un líquido presente en el oído interno, llegando incluso a romper las estructuras del aparato sensorial (la zona de la audición y la zona del equilibrio) de ahí los síntomas de vértigo, sordera y ruidos en los oídos sin que se sepa bien a qué se debe este incremento de endolinfa.
En la actualidad existen buenos tratamientos para las crisis vertiginosas que van desde medicación vía oral, medicación directa en el oído, e incluso cirugía del vértigo. Sin embargo no hay buen tratamiento para preservar la audición.
El estudio ha analizado casi 4000 audiometrías en más de 230 pacientes durante los últimos 30 años, siendo el estudio más amplio y ambicioso llevado hasta la fecha. Estas observaciones han permitido caracterizar la pérdida de audición asociada a esta enfermedad, llegándose a la conclusión de que la pérdida de audición es diferente si se trata de una afección unilateral o bilateral, afectando a uno o a los dos oídos, y que es mucho mayor entre los 5 y los 15 años tras la aparición de los primeros síntomas.
Además han concluido que una determinada forma en la que se pierde audición por un oído afectado, podría pronosticar una afección de ambos oídos. Este aspecto resulta fundamental de cara al tratamiento de esta enfermedad.
Gabinete de Comunicación UCLM. Albacete, 13 de mayo de 2011

Más actualidad