El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Mediante un convenio suscrito entre ambas instituciones académicas

Las universidades de Castilla-La Mancha y de Alicante colaborarán en temas botánicos

13/10/2010
Compartir:

Las universidades de Castilla-La Mancha y de Alicante colaborarán en temas botánicos

13/10/2010

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Universidad de Alicante (UA) trabajaran en proyectos conjuntos en el campo de la botánica e intercambiarán materiales vegetales de interés mutuo. Esta cooperación científica se llevará a cabo a través de un convenio específico de colaboración, que esta mañana ha sido firmado por el vicerrector de Investigación de la UCLM, Francisco José Quiles Flor y el vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la UA, Manuel Palomar Sanz, en un acto en el que han coincidido en señalar los beneficios que supondrá para ambas instituciones poder compartir especies, datos, y experiencias en este ámbito. Este convenio es una expresión del acuerdo de colaboración que las dos universidades mantienen desde el año 2000.

En el acto de la firma de este convenio los vicerrectores han estado acompañados por el profesor de la UA, Segundo Ríos Ruiz, el director del Instituto Botánico de Investigación (IB) de la UCLM, José María Herranz, y el director científico de la Fundación Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, Esteban Hernández Bermejo.
El intercambio y cesión de materiales biológicos entre ambas universidades se realizará a través del Instituto de Investigación de Biodiversidad (CIBIO) de la UA, y del IB de la UCLM ubicado en el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, dado que estas dos instituciones mantiene colecciones vegetales vivas, así como de semillas y otras partes de plantas con interés común en conservación y divulgación científica.
Este convenio viene a culminar los compromisos adquiridos en la realización del proyecto financiado por el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino "Caracterización, conservación y multiplicación de los Narcisos endémicos de Castilla-La Mancha" que llevó a cabo el CIBIO durante los años 2007-2009, en el que también intervinieron investigadores hoy ligados al IB, que establecían la elaboración de un duplicado de todos los materiales vivos recolectados para una posterior donación a una institución pública de Castilla-La Mancha.
De esta forma y mediante este acuerdo, el Jardín Botánico, creado en el campus de Albacete, será el receptor de casi un centenar de estas réplicas de especies y poblaciones del género Narcissus, incluyendo muchas de las existentes en Castilla-La Mancha, algunas de las cuales ya han sido cedidas y se encuentran custodiadas en sus instalaciones. Estos grupos de plantas gozan de un gran interés conservacionista, ornamental y medicinal, según explicó José María Herranz, para quien esta donación de bulbos y semillas "permitirá mejorar las colecciones del Jardín Botánico".
Respecto a las cualidades de esta planta, el investigador del CIBIO, Segundo Ríos, señaló que hay principios activos que ya se están extrayendo de algunas especies del Narcissus que se está utilizando en varios medicamentos registrados para las primeras fases del Alzheimer. En su intervención también se refirió a la asignatura pendiente que queda en nuestro país con las plantas silvestres de las que, en su opinión, no se ha sabido sacar provecho, "nos ha fallado la agudeza y tener visión de negocio y ser capaces de transformar nuestros propios recursos naturales en beneficios propios".
El profesor de la UA explicó que los Países Bajos o el Reino Unido, pobres en biodiversidad, viven de las plantas, especialmente Holanda que cultiva esta especie y la vende a gran escala siendo un lugar donde no se criaba de forma silvestre, como era el caso de la Península Ibérica donde se tenía conocimiento de ella y de sus propiedades por el legado que dejaron los árabes, "nosotros hemos nadado en la abundancia de la biodiversidad pero nuestro producto interior bruto saca muy poco de esa riqueza y ese es el reto que tenemos por delante, cuanto más esfuerzos sumemos en conservar e investigar mucho mejor", subrayó.
Este mantenimiento, custodia e intercambio del género Narcissus incrementará las posibilidades de supervivencia de este grupo vegetal tan rico en especies endémicas de la Península Ibérica, muchas de ellas amenazadas de extinción. Las colecciones podrán ser contempladas por los visitantes ya que se mantendrán expuestas al público.
Mediante este acuerdo también se hace extensible la colaboración a todos los grupos vegetales, especialmente aquellos que presentan interés etnobotánico y forman parte del acervo cultural o del cultivo tradicional en el mediterráneo. También serán objeto de trabajo conjunto aquellas especies en peligro, incluidas en planes de multiplicación y reintroducción en sus áreas naturales, en las que los firmantes participen mediante proyectos de investigación.
Gabinete de Comunicación UCLM. Albacete, 13 de octubre de 2010

Más actualidad