El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Integrada por setenta piezas con papel maché elaboradas por el maestro de Primaria Javier Caboblanco

La Biblioteca de la Fábrica de Armas acoge la muestra "La Prehistoria en papel"

17/02/2010
Compartir:

La Biblioteca de la Fábrica de Armas acoge la muestra "La Prehistoria en papel"

17/02/2010

La Biblioteca del Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas de Toledo acogerá hasta el próximo mes de abril la exposición "La Prehistoria en papel", integrada por más de setenta reproducciones de cráneos vasos campaniformes, hachas, arpones, puntas de flecha y otro tipo de útiles prehistóricos fabricados con papel maché. El autor, Javier Caboblanco, utiliza este tipo de materiales como apoyo a sus clases en Educación Primaria.

Para enseñar a los más pequeños cómo se desarrolló la Prehistoria en Castilla-La Mancha Javier Caboblanco ha desarrollado una novedosa técnica pedagógica: el recortado, la papiroflexia y el papel maché a partir del reciclado de periódicos, cartones y folios inservibles. Con estos materiales ha logrado la colección que estos días se expone en el Campus de Toledo, que combina ecología con educación y creatividad artística.
El maestro, que desarrolla su labor docente en el C. P. Garcilaso de la Vega de Toledo, apuesta por el papel maché, que describe como "de lo más sencillo", mediante dos técnicas: la fabricación y modelado de la pasta de papel, "que se trabaja como si fuera arcilla", y el método de superponer capas de papel hasta obtener la forma y el grosor requeridos. Las dos están ampliamente representadas en la exposición.
Caboblanco explica que actualmente se está viviendo una situación similar a la de los primeros tiempos del desarrollo de la papiroflexia o el papel maché, si bien entonces el papel se reutilizaba debido al largo y costoso proceso de elaboración y ahora simplemente por motivos ecológicos y medioambientales. "El término ‘maché’ parece provenir del proceso de obtención de la pulpa, que en no pocas ocasiones se realizaba simplemente masticando el papel", explica.
Miembro de la Asociación Española de Papiroflexia desde 1991, Javier Caboblanco ha colaborado en publicaciones editadas en varios países sobre el plegado de papel. Su colección de trabajos, en la que destaca una serie dedicada al Quijote y los libros de caballería, se ha presentado en numerosas exposiciones en centros educativos de la provincia de Toledo.
Según indica el maestro, la papiroflexia aplicada a la educación favorece el desarrollo de la psicomotricidad y de la habilidad manual, así como la concentración y la capacidad de abstracción. Además estimula la creatividad y fomenta el valor del trabajo simple. Esta novedosa técnica pedagógica se puede aplicar a todas las disciplinas, aunque por su experiencia adquiere especial relevancia en Matemáticas, Lengua y, sobre todo, en Animación a la Lectura.
Toledo, 17 de febrero de 2010

Más actualidad