El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Durante una conferencia pronunciada en el Aula Cultural Abierta del Campus de Ciudad Real

Cesar Nombela analiza en la UCLM la experimentacion con celulas madre dentro de los postulados eticos

28/03/2007
Compartir:

Cesar Nombela analiza en la UCLM la experimentacion con celulas madre dentro de los postulados eticos

28/03/2007


El Aula Cultural Abierta de la Universidad de Castilla-La Manca (UCLM) recibió ayer la visita del prestigioso científico César Nombela, quien, invitado por la Asociación Cultural Alfonso X el Sabio, habló sobre la utilización de las células madre. Se trata de una conferencia en la que se abordó el proceso de control de este tipo de células en laboratorio, asunto que ha creado una importante controversia en los últimos tiempos.
El tema que el conferenciante abordó en su comunicación versaba acerca de la utilización de las células madre con fines terapéuticos, pero también trataba sobre el problema ético que plantea su utilización. César Nombela explicó el proceso control de estas células en el laboratorio, tanto derivadas del embrión como del adulto. Asimismo aclaró que el objetivo de este procedimiento es estudiar cómo se multiplican, cómo se diferencian y su aplicación en terapias celulares.
Pero en otro punto de la conferencia, César Nombela también se refirió a los problemas éticos que plantea el uso de las células madre. Según el catedrático de Microbiología, los inconvenientes surgen al obtener células madre de las etapas embrionarias del ser humano, mientras que en la experimentación animal no hay problema.
En cuanto al aspecto humano, Nombela habló de la fecundación in Vitro, que permite el inicio de la vida fuera del seno materno por medio de la fecundación de gametos en el laboratorio. Una vez en posesión de embriones, a través de este proceso, estos se pueden emplear para obtener células embrionarias humanas. Pero para ello hay que destruir antes el embrión humano y aquí es donde surge el problema, pues los embriones humanos están protegidos por el Convenio de Oviedo.
Como conclusión a sus palabras, su defensa de la utilización de células madre en la medicina regenerativa con el objetivo de reparar tejidos dañados por la degeneración patológica, esto siempre y cuando se haga un uso racional de estas células y no se crucen los límites éticos ni legales establecidos.

Gabinete de Comunicación. Ciudad Real, 27 de marzo de 2007

Más actualidad