El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Participarán hasta el 28 de julio 29 alumnos de diez universidades europeas

La UCLM, en el I Curso Internacional de Arqueologia "Vega Baja de Toledo"

16/07/2007
Compartir:

La UCLM, en el I Curso Internacional de Arqueologia "Vega Baja de Toledo"

16/07/2007

Hasta el próximo 28 de julio, 29 alumnos de diez universidades participarán en el I Curso Internacional de Arqueología "Vega Baja de Toledo", promovido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con el apoyo científico de la UCLM, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Alcalá (UAH). En el acto de presentación, que ha tenido lugar esta mañana en el Campus de Toledo, participaron, en representación de las tres universidades, Ricardo Izquierdo, Angel Fuentes y Lauro Olmo, respectivamente, y el director general de Patrimonio, Enrique Lorente.

Aproximadamente un tercio de los estudiantes que participarán en el I Curso de Arqueología Internacional "Vega Baja de Toledo" pertenecen a la UCLM, una de las tres universidades que convertirán el recinto de la Vega Baja en un gran aula de arqueología de campo. Un espacio para el aprendizaje que, según apuntó Ricardo Izquierdo, decano de la Facultad de Humanidades de Toledo y codirector del curso, "estará abierto todo el año para que los estudiantes puedan practicar la arqueología, no sólo en verano, sino también en el contexto de un máster o curso de especialización o dentro de las enseñanzas de grado".
Para Izquierdo, especialista en arqueología medieval y director de las excavaciones de Ciudad de Vascos (Toledo) desde 1975, en la actualidad la arqueología monopolizada por docentes universitarios o directores de museos, siempre orientada a la investigación, ha evolucionado hacia una arqueología "por prescripción legal", lo cual requiere que las universidades formen buenos arqueólogos desde el punto de vista científico, ético y moral. "Cursos como éste pueden contribuir al proceso de aprendizaje y avalar profesionalmente la forma en que los egresados afronten su futuro laboral", explicó el profesor.
Por su parte, Enrique Lorente indicó que este primer curso "supone crear un gran centro de arqueología de campo asociado a un proyecto que se va trascender las fronteras españolas, un proyecto de investigación europea que potencialmente nos introducirá en un espacio ocupado por el mundo tardorromano, el visigodo y el preemiral". El director general de Patrimonio afirmó que el trabajo en Vega Baja supone una gran experiencia para la ciudad de Toledo, ya que "a partir de estos momentos la importancia patrimonial de la ciudad salta las murallas para valorar los restos arqueológicos de este antiguo suburbio asociado al recinto que ocuparon las basílicas de Santa Leocadia y de San Pedro y San Pablo, un espacio incógnito que sólo conocemos por fuentes escritas sobre el que aportarán luz el trabajo de campo y la investigación". Lorente señaló además que la respuesta de los estudiantes, todos con experiencia arqueológica, va a dar como resultado "un trabajo cualitativo y científico de gran calidad" y "va a vincular Vega Baja de manera definitiva a la investigación universitaria".
El curso se estructura en tres grandes áreas. En horario de mañana, los participantes desarrollarán prácticas de campo, que incluyen excavación de estructuras funerarias, estudios topográficos y consolidación y protección de restos, entre otros. Por las tardes llevarán a cabo trabajos de laboratorio, con lecciones sobre técnicas de prospección, (fotografía aérea, uso del esteroscopio, mapas y planos topográficos, cálculo de escalas) dibujo de materiales arqueológicos, etc.), arqueología forense y tratamiento del material arqueológico. El programa se completa con conferencias sobre el Toledo altomedieval o la medina islámica y visitas guiadas a diversos lugares de la ciudad. Además, los estudiantes conocerán in situ el yacimiento de Tolmo de Minateda (Albacete) y el Museo Arqueológico Provincial de Albacete, así como otros yacimientos próximos a la ciudad de Toledo.
La conferencia inaugural del curso, con el título "Estudio de la ciudad entre al tardoantiguo y el medievo", corrió a cargo del profesor de la Universidad de Siena (Italia) Saulo Gellichi. La de clausura, titulada "Arqueología del paisaje, excavaciones y política territorial", será desarrollada por el profesor de la Universidad de Reims (Francia) Ricardo González Villaescusa.
Toledo, 16 de julio de 2007

Más actualidad