El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Emplear a personas con discapacidad evita situaciones de exclusión social

La UCLM, la Fundacion ONCE e Iberdrola analizan el grado de insercion sociolaboral de los discapacitados

26/04/2006
Compartir:

La UCLM, la Fundacion ONCE e Iberdrola analizan el grado de insercion sociolaboral de los discapacitados

26/04/2006

Ayer comenzaron en el Campus de Toledo las Jornadas Universitarias de la Discapacidad, cuyo programa aborda, entre otros aspectos, la orientación profesional, la mejora de la empleabilidad y la intermediación laboral en el colectivo de discapacitados. Organizadas por la E. U. de Magisterio en colaboración con la Fundación ONCE, a través de Fundosa Social Consulting (FSC), y con el patrocinio de Iberdrola, las jornadas concluirán mañana con una dinámica de grupo sobre las experiencias de integración en el entorno empresarial.
La inauguración de las “Jornadas Universitarias de la Discapacidad”, que tuvo lugar en la tarde de ayer, corrió a cargo de la vicerrectora del Campus de Toledo, Evangelina Aranda; del director territorial de FSC en Castilla-La Mancha y Extremadura, Manuel Camuñas; del director de la E. U. de Magisterio de Toledo, Ramón Sánchez, y del responsable de relaciones institucionales de Iberdrola en Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Benita.
Aranda señaló que esta Jornada permitirá analizar, entre otros contenidos, las políticas activas de empleo como medidas favorecedoras de la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad, los medios de adaptación al puesto de trabajo y la accesibilidad en las nuevas tecnologías. Por su parte, Camuñas destacó que el objetivo de la Jornada es sensibilizar a los futuros titulados universitarios que van a tener contacto con la discapacidad en el entorno laboral. También busca la concienciación en general de la sociedad y en particular de los empresarios, “para que hagan una apuesta decidida en pro de la integración laboral y social del colectivo de las personas con discapacidad”. Ramón Sánchez recalcó el papel “crucial” que juegan los profesores y docentes en la sensibilización social de la integración sociolaboral de las personas con discapacidad, ya que en su opinión, “tienen la oportunidad de educar a niños y jóvenes desde unos valores de igualdad e integración”.
Ponencia marco
Tras la inauguración, la directora de Formación y Empleo de la Fundación ONCE, Josefa Torres, abordó, en la conferencia inaugural, la realidad sociolaboral de las personas con discapacidad en Castilla-La Mancha y destacó que, en esta comunidad, “sólo una de cada cinco personas con discapacidad en edad laboral está trabajando”.
Torres señaló que la lucha contra la exclusión del mercado laboral de las personas con discapacidad constituye una de las prioridades más importantes de la Estrategia Europea por el empleo y explicó que “para participar en la vida social es fundamental tener un empleo, ya que éste evita situaciones de exclusión social”.
A su juicio, el trabajo confiere al individuo una serie de condiciones positivas que favorecen su integración social. Por un lado, factores psicosociales, como la autoestima y el desarrollo de habilidades sociales y personales y, por otro, aspectos objetivos, como la autonomía económica y personal que permite elevar el poder adquisitivo y mejorar la calidad de vida. “La integración social de las personas con discapacidad pasa necesariamente por la inserción laboral, que favorece el sentimiento de utilidad para la sociedad y es condición básica para tratar de conseguir la independencia económica y social”, aseveró.
Con respecto a la situación de las personas con discapacidad en Castilla-La Mancha y su relación con el empleo, la directora de Formación y Empleo de la Fundación ONCE señaló que la situación laboral del colectivo de personas con discapacidad “presenta importantes diferencias en función del tipo de deficiencia del que se trate: los grupos donde el desempleo incide con mayor intensidad son los de la discapacidad psíquica, sobre todo por enfermedad mental. La menor incidencia del paro se recoge en los grupos de deficiencias sensoriales, tanto auditiva como visual”.
Torres concluyó su intervención recomendando unas líneas de actuación que, a su juicio, pasan por: “La contratación de trabajadores con discapacidad debe plantearse destacando, ante todo, la capacidad productiva de este colectivo; realizar campañas de información y sensibilización sobre los diferentes tipos de discapacidad y sus implicaciones reales en las personas que se ven afectadas y, por supuesto, en su capacidad para trabajar; informar sobre las medidas de fomento de empleo; favorecer el intercambio de experiencias con empresarios que han contratado personas con discapacidad; incidir en la motivación del colectivo de personas con discapacidad hacia la formación ocupacional; o fomentar las prácticas en empresas”, entre otras.
Toledo, 26 de abril de 2006

Más actualidad