El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El poeta dominó la lírica española durante las décadas de los 80 y los 90 y es uno de los más relevantes en el país

Carlos Marzal visita el Aula de Poesia de la UCLM

25/04/2006
Compartir:

Carlos Marzal visita el Aula de Poesia de la UCLM

25/04/2006

Carlos Marzal (Valencia, 1961) es uno de los principales representantes de la poesía de la experiencia, que dominó la lírica española en los años 80 y 90. Críticos españoles como José Luis García Martín o Luis Antonio de Villena han enmarcado también en este grupo la obra de autores como Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes o Vicente Gallego.

Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Valencia, durante sus diez años de existencia codirigió Quites, revista de literatura y toros. La obra poética de Marzal alcanza su punto más brillante con la publicación de Metales pesados, poemario que tras su publicación consigue los premios Nacional de Poesía y de la Crítica.
Ahora visita el Aula de Poesía de la Universidad de Castilla-La Mancha, cuya organización depende de los profesores Jesús Barrajón y Asunción Castro, ambos pertenecientes a la Facultad de Letras del Campus de Ciudad Real, para hablar de su trabajo, sus vivencias y compartir la lectura poética con los universitarios manchegos.
Marzal obtuvo en 2003 el Premio Antonio Machado de Poesía y en 2004 el XVI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe por su obra Fuera de mí. Ha debutado en la narrativa con gran éxito, con la novela Los reinos de la casualidad (Tusquets, 2005), considerada como la mejor novela del año por el suplemento El Cultural. Ha traducido del catalán la obra poética de Enric Sòria Andén de cercanías (Pre-Textos, 1995).
De su obra prefiere que hablen los demás, pero advierte que su trabajo no ha cambiado en lo fundamental, aunque ha podido ganar en destreza, en sabiduría, sobre todo por el paso del tiempo. Una literatura que hable de la aventura del hombre, con precisión, tratando de que exista ese rasgo de la poesía que es la emoción.
Ciudad Real, 25 de abril de 2006

Más actualidad