El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Su figura y su obra es analizada en un curso de verano de la UCLM

Guillermo Cabrera Infante, arquitecto de la palabra

06/07/2005
Compartir:

Guillermo Cabrera Infante, arquitecto de la palabra

06/07/2005



La Universidad de Castilla-La Mancha no podía dejar pasar la oportunidad de dedicar un homenaje en sus cursos de verano, a uno de los escritores más importantes del siglo XX, que fue y seguirá siendo Guillermo Cabrera Infante. Y lo hace a través del curso “Verbigracia, Guillermo Cabrera Infante”, que coordinado por el profesor de la UCLM Tomás Fernández y dirigido por el escritor Fernando Iwasaki, se ha inaugurado esta mañana en el Museo Arqueológico de Cuenca y reúne a personalidades de la talla de Vicente Molina Foix, Jorge Volpi, José Luis Garci, Fernando Savater, Juan Cruz o Zoé Valdes, entre otros.
Tomás Fernández manifestó, durante el acto inaugural del curso en el que estuvo acompañado del escritor Fernando Iwasaki y del vicerrector del Campus de Cuenca y Extensión Universitaria, José Ignacio Albentosa, que Cabrera Infante ha sido uno de los autores esenciales de nuestra lengua porque nos enseñó entre otras muchas cosas que los juegos de palabras son juegos de pensamientos y que no hay nada más divertido que pensar jugando y Cabrera Infante trasladó esta actitud de su vida a todas las facetas de su extensa y variada obra.
Para Fernández, lo más sorprendente del escritor es su extraordinario manejo de la lengua castellana y el actualizado diálogo que mantenía con la lengua habanera. “Después de tantos años de exilio en Londres, seguía atento el ritmo del lejano murmullo callejero de La Habana que tanto quiso y que tanto añoró, porque seguía captando como un extraordinario cronista matices, acentos y signos de una Cuba que tuvo que abandonar para encontrar su ansiada y deseada libertad”.
El coordinador del curso hizo un repaso por la obra de Cabrera Infante, desde Así en la paz como en la guerra hasta La Habana para un infante difunto, obra maestra de la intimidad y la memoria; pasando por Tres tristes tigres, una de sus novelas más emblemáticas, que treinta y siete años después de su publicación sigue siendo un libro célebre porque supo renovar la narrativa latinoamericana y participar con una maestría inigualable de todos los mitos literarios de la época; apuntó Tomás Fernández.
Para finalizar, Fernández dijo que la UCLM no podía pasar por alto la figura de este escritor universal “que sigue y seguirá asombrando e interesando a las nuevas generaciones por su ingenioso e inagotable uso de la lengua, porque su escritura explota las virtualidades de cada idioma –sus obras en ingles le hicieron profeta en su segunda patria- y porque fue y seguirá siendo, a través de su obra, un arquitecto del tiempo que construyó sus textos con la mejor materia que es la palabra”.
El escritor peruano Fernando Iwasaki agradeció a la Universidad de Castilla La Mancha la “acogida entusiasta y generosa a todos los que formamos parte de este homenaje”. Iwasaki consideró un honor tener la responsabilidad de dirigir el curso y aventuró que “será el primero de los homenajes que recorrerán el mundo para recordar a Guillermo”. El director del curso, al referirse al recientemente fallecido escritor, expresó: “Queremos recordarlo como alguien que está vivo a través de sus libros”.
Iwasaki recordó que todos los ponentes son grandes admiradores de Cabrera Infante, además de amigos que compartieron vivencias con el escritor cubano. “Será como oír su voz, como charlar con él” – recalcó Fernando Iwasaki, que destacó el esfuerzo realizado por invitar a Cuenca a ponentes provenientes de Cuba, Estados Unidos, Venezuela, México, Bolivia y Perú.

Más actualidad