El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El rector de la UCLM firma esta tarde el convenio para la constitución de la Cátedra de Estudios Cooperativos "Fundación Caja Rural", en un acto clausurado por José María Barreda, presidente de la JCC

Martinez Ataz: "CLM requiere un impulso en I+D+i que ayude a las empresas a competir en un mercado cada vez mas global

24/01/2005
Compartir:

Martinez Ataz: "CLM requiere un impulso en I+D+i que ayude a las empresas a competir en un mercado cada vez mas global

24/01/2005

El rector de la UCLM, Ernesto Martínez Ataz, y el presidente de la Fundación Caja Rural de Toledo, Andres Gómez Mora, firmaron esta tarde el convenio por el que se constituye la Cátedra de Estudios Cooperativos, en un acto al que asistieron diversas autoridades civiles, militares y eclesiásticas y que fue clausurado por el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Jose María Barreda Fontes. Según Matínez Ataz, “es preciso que la Universidad se implique más y más con la sociedad de su entorno, y a la vez que ésta tenga un mayor conocimiento de lo que supone para nuestra región el trabajo continuo que, en el campo del estudio, del conocimiento, de la investigación, de la tecnología y de la cultura realizan los miembros de la comunidad universitaria”.
Esta implicación, según Martínez Ataz, se manifiesta en iniciativas como la constitución de la Cátedra de Estudios Cooperativos, que la UCLM constituye hoy con la Fundación Caja Rural de Toledo. “Las entidades de economía social son de una gran importancia en Castilla-La Mancha, donde hay 1439 cooperativas constituidas, con un peso económico y social muy relevante”, afirma el rector. Por este motivo, ambas instituciones han puesto en marcha la Cátedra, con el objetivo de constituir un centro de estudios de investigación y referencia para el cooperativismo regional.
“Nuestra región requiere para su desarrollo un impulso en I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) que permita a sus empresas competir en un mercado cada vez más globalizado, una apuesta firme por el asentamiento en su territorio del capital humano con preparación suficiente para acometer los nuevos retos, un aumento significativo del número de empresas y una colaboración efectiva entre las instituciones públicas y privadas interesadas en el progreso de la sociedad”, afirma Martínez Ataz. Para conseguirlo, la UCLM ha establecido los siguientes objetivos básicos de la Cátedra de Estudios Cooperativos: crear y difundir una cultura de la economía cooperativa, desarrollar programas de formación, promover la publicación de un Libro Blanco de la Economía Social en Castilla-La Mancha, prestar asesoramiento en materia de economía cooperativista y colaborar en la formación de universitarios y agentes de desarrollo rural de Toledo, fundamentalmente dentro del sector agroalimentario.
Para el desarrollo del convenio, que tendrá una vigencia inicial de tres años, la UCLM aportará recursos humanos, formación e investigación sobre proyectos de interés regional financiados por la Fundación Caja Rural de Toledo. Su presidente, Andrés Gómez Mora, afirma que “la Cátedra es una propuesta formativa que se acerca a las demandas de un sector en constante evolución, como es el cooperativo, para formar titulados universitarios, gerentes y técnicos cooperativos”. Según Gómez Mora, “la Cátedra constituye una de las iniciativas social e institucionalmente más ambiciosas de las emprendidas hasta el momento por la Fundación”.
Precedió a la firma del convenio un audiovisual sobre las finalidades de la cátedra, en el que participaron, entre otros, la ministra de agricultura, Elena Espinosa; la consejera de Agricultura de la JCCM, Mercedes Gómez Rodríguez, y el presidente de Mercamadrid, Luis Blázquez. El acto de inauguración, al que asistieron diversas autoridades civiles, militares, y eclesiásticas, así como representantes del sector empresarial castellano-manchego, fue clausurado por el presidente de la JCCM, José María Barreda, quien afirmó tener una gran confianza en Castilla-La Mancha y en su futuro. “Esta confianza está fundada en la capacidad que tenemos los castellano manchegos para hacer cosas importantes”, manifestó. “Esta Cátedra es una piedra angular porque sanciona un maridaje que va a ser particularmente fecundo: el la UCLM y el mundo cooperativo, a través de una entidad financiera que a su vez es también una cooperativa”, añadió.
“Hoy más que nunca es importante que en CLM sepamos hacer las cosas con el valor añadido que da la inteligencia, con la capacidad para la competencia que dan las cosas que se hacen desde la razón, desde el estudio, desde el conocimiento”, afirmó Barreda, quien rindió un homenaje a quienes ya en los años 60 empezaron a fundar cooperativas en los pueblos de la región.
El presidente se refirió a la utopía que entonces suponían los propósitos de los cooperativistas. También entonces, según Barreda, resultaba utópico pensar en una universidad regional. “El cooperativismo era una utopía, como lo era que la UCLM pudiera alcanzar estos niveles de excelencia en investigación y docencia. Sin embargo, ahí la tenemos como una realidad espléndida, magnífica, y precisamente porque existe, hoy, la Fundación Caja Rural de Toledo puede firmar con la UCLM un convenio para crear la Cátedra de Estudios Cooperativos”, manifestó el presidente.

Más actualidad