El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Concluye el Curso sobre Cooperación Internacional

Gimbernat: Hay que aprovechar la globalizacion en beneficio de los mas debiles

11/07/2002
Compartir:

Gimbernat: Hay que aprovechar la globalizacion en beneficio de los mas debiles

11/07/2002


El Curso de verano de la UCLM “La Globalización de los Derechos humanos: nuevos retos de la cooperación internacional para el desarrollo” también llegaba a su fin tras una intensa jornada centrada en la “Educación y comunicación para el desarrollo” y en la que han intervenido el delegado de UNICEF en la región, José Ojesto y el director del Curso Ignacio Forcada como ponentes y Carlos Cerradilla, también de UNICEF, Rafael Jiménez, Coordinador de ONGD de Castilla-La Mancha y Mónica Chuji, de la confederación de Comunidades indígenas de la Amazonia, como participantes en una mesa redonda en la que se analizó las distintas campañas de sensibilización de la sociedad civil.
Especialistas en esta materia y representantes de distintas ONG, como Solidaridad Internacional, la Asociación de Mujeres Afganas o la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, han pasado por este foro para hablar sobre la globalización, el desarrollo, los derechos humanos, la situación de la mujer, de los pueblos humanos...En definitiva, para analizar la situación de los colectivos más desprotegidos frente a la globalización y determinar que acciones se pueden llevar a cabo a través de la sociedad civil para la difusión y respeto de los derechos humanos.
En este sentido, el presidente de la Federación de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, José Antonio Gimbernat, abogó por redireccionar el fenómeno de la globalización para mejorar la realidad de los colectivos más desfavorecidos del planeta, sobre todo impulsando la extensión de las principales conquistas sociales.
Gimbernat expuso que el fenómeno de la globalización no sólo tiene aspectos negativos, fundamentalmente ligados a una concepción neoliberal de la economía. A su juicio, este proceso, que calificó de irreversible, también se está manifestando en alternativas positivas, como los movimientos civiles en defensa de los derechos y las libertades, entre los que destacan los grupos anti-globalización.
“Se trata –señaló- de que las instituciones y los ciudadanos particulares asuman una conciencia cívica con dimensiones internacionales, que defiendan que la globalización no tiene porqué atentar contra los Derechos Humanos, sino todo lo contrario, que también puede favorecer la extensión de las conquistas sociales a las regiones que todavía carecen de ellas”.
Aunque optimista, Gimbernat reconoció que cuando se habla de universalizar los Derechos Humanos siempre se piensa a largo plazo. “Somos corredores de fondo”, subrayó, para incidir en que la sociedad civil está activando considerablemente la labor que hasta hace poco desarrollaban casi exclusivamente organizaciones como la que él preside.

Más actualidad