El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La edición se completa con tres cursos en septiembre

Cerca de 3000 alumnos y 500 ponentes han pasado por los Cursos de Verano de la UCLM

31/07/2002
Compartir:

Cerca de 3000 alumnos y 500 ponentes han pasado por los Cursos de Verano de la UCLM

31/07/2002


Cerca de tres mil alumnos y alrededor de 500 ponentes han pasado ya por los distintos Cursos de verano organizados por la Universidad de Castilla-La Mancha, a través de su Vicerrectorado de Extensión Universitaria. Datos, afirma el Vicerrector, José Ignacio Albentosa que muestran que se han cumplido la expectativas previstas para esta edición “y que nos empujan a seguir trabajando en esta línea, ofertando un programa de calidad que cuente con la presencia de interesantes conferenciantes y que aborde temas de actualidad”.
Desde este Vicerrectorado se estimó que unos 3000 alumnos pasarían por las aulas este verano, cifra que casi se ha alcanzado cuando aún faltan por celebrarse tres cursos, uno en Toledo y dos en Puertollano y que, añade el Vicerrector, se podría haber superado si no se hubiera puesto límite a algunos, entre ellos el de Estado, Nación y Nacionalismos en España que se cerró la matrícula en 35 alumnos, el de Genética y Ética, que se aceptó un máximo de 45, o el de Contaminación Atmosférica y el de Infraestructuras de Telecomunicaciones, que tuvieron una gran demanda a pesar de superar las 125 plazas. “No queríamos tampoco cursos masivos, en primer lugar porque otro de los objetivos era que el alumno se involucrase, participase, se integrase y se potenciara el coloquio y debate. En otros casos, las medidas de seguridad o la capacidad de la sede han sido las causas de ese tope en la matrícula”, destacó Albentosa.
La Universidad de Castilla-La Mancha, en sus distintos campus, ha contado con la presencia de prestigiosos investigadores y científicos en Genética, entre ellos Juan Modolell, Manuel Pérez Alonso, Juan Carlos Izpisua o Fátima Bosch, bajo la dirección de Santiago Grisolía; de representantes de los distintos partidos políticos, como Beiras, Juan José Laborda, Mayor Oreja o Llamazares, que analizaron un tema tan actual como polémico, el nacionalismo; del dibujante Forges que habló de humor y educación; de destacados documentalistas y periodistas como Joaquín Araujo, Javier Rioyo o Fernando Rodríguez Lafuente; poetas y escritores de la talla de Brines, Baena, Atencia o Dionisio Cañas, representantes de las principales ONGs como la directora de Solidaridad Internacional o la presidenta de la Asociación de Mujeres Afganas; expertos en gastronomía, por ejemplo, Carlos Falcó o el cocinero Subijana...
Además, hizo hincapié el Vicerrector, de un gran elenco de prestigiosos catedráticos de nuestra Universidad y del resto de Universidades Españolas que han profundizado en todas las áreas de conocimiento, desde el Derecho a la Informática, sin olvidar la Agricultura, la Química, la Medicina, la Educación, la Unión Europea o la Construcción. La aportación de los políticos de nuestra región, así como de los técnicos y especialistas de instituciones y empresas tanto públicas como privadas, añade Albentosa, ha sido también esencial.
En los distintos foros establecidos se ha hablado de las prisiones, del medio ambiente (residuos, catalizadores, tratamiento de aguas), del papel que juega la sociedad y el teatro en la educación, de la enseñanza de la lengua extranjera en los niños, del derecho comunitario, de la situación actual de la inmigración, de la donación de órganos, de nacionalismos, de comunicar arte, de la agricultura ecológica, de la dieta mediterránea, de los documentales, de taludes y laderas, de globalización, de parques científicos, de la mujer, de la transición en nuestra región, de desarrollo rural, de turismo, de antropología, de poesía, de genética...
Para la organización de estos Cursos se ha necesitado un presupuesto superior a los 300.000 euros, que ha sido financiado principalmente con fondos propios de la Universidad, aunque también ha contado con las aportaciones de los Patronatos Universitarios de Cuenca y Toledo, el Ayuntamiento de Puertollano, la Junta de Comunidades, la Caja de Castilla-La Mancha, el Ministerio de Educación y Cultura y numerosas instituciones y empresas de la región.
“Cultura de estío”
A la hora de planificar esta nueva edición de Cursos de Verano desde Extensión Universitaria se plantearon varias metas, en el caso de Cuenca se quiso recuperar el casco histórico de la ciudad como sede de los Cursos a fin de dar más vida a esta parte tan hermosa de la ciudad, acercar la Universidad a sus calles y que los alumnos procedentes de otras ciudades tuvieran ese privilegiado entorno. Este fin, afirma Albentosa, se ha conseguido porque la colaboración del Ayuntamiento, la Diputación y el Museo de las Ciencias, el Archivo Histórico y el Seminario Conciliar, ha sido espléndida. Otro objetivo, para todos los campus, era compaginar la parte académica con un abanico de posibilidades culturales que hicieran al estudiante más agradable su entorno y le diera nuevas opciones, fue así como nació “Cultura de estío”. Exposiciones, jazz, teatro, cine, recitales poéticos y un emotivo homenaje al desaparecido actor Francisco Rabal han puesto la chispa cultural a los cursos, una chispa que ha sido posible gracias también a la colaboración de la Fundación Antonio Pérez, la Fundación “Ciudad de Cuenca”, Asociaciones de Vecinos.... Además, las numerosas actividades enmarcadas en el Festival multidisciplinar “Situaciones”, dirigido por el profesor de la Facultad de Bellas Artes, José Antonio Sánchez, supuso, sin duda, otra importante inyección cultural, concluyó el Vicerrector.

Más actualidad