El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Pretende contribuir a una moratoria mundial de la pena capital, un objetivo por el que trabaja el Instituto de Derecho Penal Europeo de la UCLM

El profesor de la UCLM Luis Arroyo presenta en Ginebra la Red Académica Internacional Contra la Pena de Muerte

26/02/2010
Share:

El profesor de la UCLM Luis Arroyo presenta en Ginebra la Red Académica Internacional Contra la Pena de Muerte

26/02/2010

El catedrático y director del Instituto de Derecho Penal Europeo e Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, Luis Arroyo, ha impartido una conferencia en el marco del IV Congreso Mundial contra la Pena de Muerte que se celebra en Ginebra y a cuya inauguración ha asistido el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero. En este foro, el profesor Arroyo ha presentado la Red Académica Internacional Contra la Pena de Muerte, en el que colaboran 25 institutos de investigación de países de todo el mundo, y que servirá de apoyo a la sociedad para hacer frente a las barreras que impiden abolir la pena de muerte.

El director del Instituto de Derecho Penal Europeo e Internacional de la Universidad la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Luis Arroyo, ha presentado, en el marco del IV Congreso Mundial contra la Pena de Muerte que se celebra en Ginebra (Suiza), la Red Académica Internacional Contra la Pena de Muerte, un punto de encuentro universitario en el que colaboran 25 institutos de investigación de países de todo el mundo, desde China, Japón y Brasil, pasando por Estados Unidos y países europeos.
El profesor Arroyo ha destacado durante su intervención la importancia de la red académica para lograr una moratoria mundial de la pena capital. "Desde la Universidad de Castilla-La Mancha estamos trabajando para contribuir a la moratoria mundial", ha dicho durante su conferencia centrada en la abolición de la pena de muerte desde la investigación y la colaboración académica, en la que además ha presentado la página web de la Red: www.academicsforabolition.net
Arroyo ha explicado cómo, a través de la web de esta Red, cualquier persona puede consultar libros online donados por docentes y académicos, además de grabaciones de entrevistas y conferencias. Asimismo, ha añadido que la web cuenta con dos objetivos prioritarios: por un lado, servir como elemento de trabajo para estudiantes de todo el mundo; y, por otra parte, que el material pueda ser usado por parte de la sociedad civil, de los activistas y de los líderes políticos, para hacer frente a las barreras que les impiden abolir la pena de muerte en sus respectivos países. "No queremos medidas legales que sean sólo aparentes", ha dicho el académico español, para acto seguido añadir que no basta sólo con abolir la pena de muerte, sino que también es necesario acabar con las ejecuciones extrajudiciales. "Los Estados tienen que dar ejemplo de civilización. Ésta es la vocación de la Red: ayudar a los políticos y a las ONG para reducir la violencia en el mundo".
Durante su conferencia, Luis Arroyo ha presentado el libro ‘Por la abolición de la pena de muerte’, que recoge los trabajos del Coloquio de diciembre en Madrid, y en la misma ha intervenido Sandra Babcock, abogada y profesora de la Facultad de Derecho de la Nortwestern University de Chicago, quien ha alabado la iniciativa.
El IV Congreso Mundial Contra la Pena de Muerte, en el que participan más de un millar de políticos, académicos, juristas y activistas de todo el mundo, ha sido inaugurado por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que ha subrayado en su discurso que "nadie tiene derecho a arrebatar la vida a nadie" y ha vinculado la lucha contra la pena de muerte con la lucha contra la pobreza y el hambre. En ese sentido, se ha pronunciado a favor de que en 2015, cuando se cumple el plazo de revisión de los Objetivos del Milenio por parte de Naciones Unidas, pueda llegarse a una moratoria mundial de la pena capital.
Ciudad Real, 26 de febrero de 2010

Más actualidad