El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

MANIFIESTO DE LA ASOCIACIÓN DE EDITORIALES UNIVERSITARIAS ESPAÑOLAS EN EL DIA DEL LIBRO

Manifiesto de la Asociaicion de Editoriales Universitarias Espanolas en el Dia del Libro

20/04/2006
Share:

Manifiesto de la Asociaicion de Editoriales Universitarias Espanolas en el Dia del Libro

20/04/2006


Como todos los años, el día 23 de abril (festividad de San Jorge, el patrón de Aragón y de la Caballería) se celebra el día del libro, en recuerdo de la muerte de Miguel de Cervantes (se dice que también de Shakespeare, pero ambos escritores no murieron el mismo día, ya que Inglaterra no había adoptado todavía el actual calendario, por lo que la muerte del escritor inglés tuvo lugar a principios de mayo). En fin, no deja de ser curioso que el día del caballero don San Jorge, como se le menciona en ocasiones, lo sea también de quien escribió la novela que quiso, aunque sea casi una metáfora, acabar con las novelas de caballerías. Cosas del destino.
Desde la Asociación de Editoriales Universitarias Españolas (AEUE), queremos unirnos al espíritu y a la letra de esta celebración y formar parte de cuantos han emprendido su particular cruzada contra la ignorancia por medio de la promoción de los libros y la lectura. En ocasiones, parece que por nuestro carácter universitario estuviéramos al margen de estas cuestiones. Sin embargo, no sólo esto no es así, sino que es necesario, cada vez con mayor insistencia, reivindicar el valor del libro en el proceso de aprendizaje, el respeto a los derechos de autor, la improcedencia y la ilegalidad de las fotocopias incontroladas, etc. Es decir, desde la Universidad también tenemos que luchar para que el libro sea un objeto accesible, atractivo, bello, cálido, cercano, curioso, hermoso, maravilloso, necesario, sencillo, útil y muchas más cosas que a todos se nos pueden y deben ocurrir.
Las universidades españolas publican alrededor del seis por ciento del total de los títulos que se editan en España (unos cinco mil títulos diferentes cada año) y, en consecuencia, ocupan un papel importante en el panorama editorial nacional. Además, su prestigio va en aumento, sobre todo en su ámbito (el universitario) dentro de los países latinoamericanos e, incluso, de Europa y Estados Unidos de Norteamérica, donde el libro universitario español empieza a tener un espacio cada vez mayor en las bibliotecas.
Por si esto fuera poco, las editoriales universitarias son editoriales de fondo, es decir, que no buscan que sus libros se vendan al poco tiempo de salir al mercado, sino que se editan con el propósito de que tengan una vida más amplia y su venta se mantiene más o menos estable a lo largo de varios años.
La AEUE pide el reconocimiento que le corresponde dentro de la edición en España, en particular, dentro del libro académico, pero reivindicando también el derecho –y, al mismo tiempo, el deber– de devolver a la sociedad al menos parte de lo que de ella recibe en forma de conocimiento, de sabiduría ajena a contingencias banales y esporádicas.
Desde la AEUE queremos hacer un llamamiento a la comunidad universitaria para que tome conciencia del daño que se hace fotocopiando los libros a autores y editoriales, por lo que se perjudica directamente a la investigación de cada una de nuestras entidades. Del mismo modo, otras medidas –como la infravaloración del libro publicado por las universidades en los baremos de investigación y en otros procesos– suponen un serio ataque a las editoriales universitarias y a la independencia de su política editorial. Por ello, queremos el apoyo de nuestros rectores a la hora de valorar el trabajo de edición de las editoriales y los servicios de publicaciones de las universidades, tanto en su función de transmisión de conocimiento como en la de divulgación y difusión de la investigación propia o en el intercambio de publicaciones. Si nuestros dirigentes universitarios no son conscientes de la relevancia que tienen los libros que publican, que son el escaparate más rentable de su propia universidad, es que algo funciona mal en estas instituciones. Y en los últimos tiempos son muchas las necesidades de atención por parte de las cúpulas universitarias rectoras hacia la labor editorial universitaria.
En fin, feliz día del libro, feliz lectura, feliz caballería... a todos.

Más actualidad