El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La escritora ha participado en el curso de verano "Cuento y microcuento en el siglo XXI"

Marina Mayoral desvela sus "trucos" narrativos en el Campus de Toledo

05/07/2005
Compartir:

Marina Mayoral desvela sus "trucos" narrativos en el Campus de Toledo

05/07/2005

Durante la segunda sesión del curso “Cuento y microcuento en el siglo XXI”, inaugurado ayer en el Campus de Toledo, Marina Mayoral Díaz, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, crítica literaria y autora, entre otras obras, de “Al otro lado” y “Plantar un árbol”, ha explicado la génesis del relato breve desde su experiencia en “Los crímenes de Cecilia Böhl de Faber”, una ficción literaria que parte de la vida real de la escritora decimonónica. Según afirmó Mayoral, la idea de escribir un cuento sobre los posibles asesinatos cometidos por Fernán Caballero surgió durante un congreso de Literatura. Para trasladarla, dio de nuevo la voz a uno de los personajes de “Al otro lado”, el detective Fernández.
Marina Mayoral (Mondoñedo, 1942) ha desvelado esta mañana ante el público toledano sus recursos literarios para escribir un cuento. Sus “trucos”, tal y como ella los denominó, la condujeron durante un congreso dedicado a las escritoras españolas del siglo XIX a escribir el cuento “Los crímenes de Cecilia Böhl de Faber”, en el que parte de la vida de la autora que firmaba sus obras como Fernán Caballero. Sus pesquisas sobre la biografía de esta gran dama del Realismo la llevaron a pensar que “se le morían los maridos muy oportunamente”, lo que resultaba una buena base para un cuento. El segundo paso fue, según explicó Mayoral, hallar un personaje que diera credibilidad a la historia. “Lo encontré en Fernández, el detective de ‘Al otro lado’, un hombre que por su profesión tenía que desconfiar de las apariencias”, afirmó.
De esta forma construyó un relato en el que un detective, tardíamente licenciado en Literatura española, prepara su tesis doctoral sobre los hipotéticos asesinatos cometidos por la escritora. Al observar que el catedrático que la dirige se niega a presentarla por falta de pruebas documentales, el doctorando se dirige al rector por escrito dando cuenta de sus quejas. “Todos los datos que Fernández maneja en su epístola son absolutamente ciertos y rigurosamente documentados”, afirmó Mayoral. Así, aparecen aspectos como la devoción que Cecilia sentía por su padre, el odio hacia su madre, las fechas de los sucesivos matrimonios que contrajo o las de los decesos de los infortunados cónyuges. “Lo que está manipulado es el punto de vista. Se han silenciado episodios y aspectos con los que se podrían rebatir las tesis de Fernández”, prosigue la escritora gallega.
Mayoral justifica sus elucubraciones literarias, puestas en la pluma del detective Fernández, con las profundas represiones que pudo padecer Cecilia Bölh de Faber, una intelectual hija de otra intelectual educada por un padre que consideraba una auténtica perversión moral la instrucción de las mujeres “de buena familia”. Todo esto, unido al desprecio de sus aptitudes literarias por parte de ambos progenitores, configuró una personalidad apasionada en continuo conflicto con su riguroso tradicionalismo. “Disimuló su superioridad intelectual toda su vida. Cuando ya era una escritora respetada seguía firmando como Fernán Caballero y guardaba con celo su identidad”, explicó Mayoral.
“La realidad constriñe”, concluyó la escritora, que cerró su intervención transmitiendo al auditorio una de sus preocupaciones existenciales sobre Cecilia Böhl de Faber: “ustedes juzgarán si es más real la gran dama del siglo XIX, tradicional, defensora de la ética y de los rígidos valores familiares, o la mujer que se mueve por celos, pasiones y violentas expresiones de soberbia”.
A la intervención de Mayoral siguió la de Luis García Jambrina (Zamora, 1960), crítico literario, profesor de la Universidad de Salamanca y autor de “Muertos SA”, una colección de cuentos sobre muertos, fantasmas y aparecidos, con referencias a clásicos de la Literatura Española. García Jambrina, autor asimismo de “Oposiciones a la Morgue y otros ajustes de cuentas”, enlazó con la ponencia de Marina Mayoral señalando otros episodios de la Historia de la Literatura que han dado lugar a diversas recreaciones literarias.

Más actualidad