El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Participó en los actos programados por el CEDOBI con motivo de la inauguración de sus nuevas instalaciones en el Campus de Albacete

George Sossenko, brigadista: "La fuerza de las ideas nos movio, como a Don Quijote, para luchar en Espana por la paz y l

27/04/2005
Compartir:

George Sossenko, brigadista: "La fuerza de las ideas nos movio, como a Don Quijote, para luchar en Espana por la paz y l

27/04/2005


El CEDOBI de la Universidad de Castilla-La Mancha (único centro en España especializado en el estudio de las Brigadas Internacionales) ha inaugurado sus nuevas instalaciones ubicadas en la planta baja del Edificio “Benjamín Palencia” del Campus de Albacete. Estas dependencias disponen de tres espacios bien diferenciados: una zona de gestión, una amplia sala para investigadores y un depósito documental para la conservación de los fondos bibliográficos, fotográficos y audiovisuales que posee el Centro. Durante el acto también se ha inaugurado una muestra fotográfica sobre las Brigadas Internacionales y George Sossenko ha presentado el libro “Aventurero Idealista”.
Al acto asistieron el interbrigadista Sossenko, el director y subdirectora del CEDOBI, Manuel Requena y Rosa Sepúlveda, el decano de la Facultad de Humanidades, Miguel Panadero y el vicerrector del Campus, Antonio Roncero, que quiso destacar la labor que ha desempeñado desde su creación el Centro de Documentación de las Brigadas Internacionales con Manuel Requena a la cabeza. Roncero también alabó el altruismo de jóvenes, como George Sossenko, que vinieron a luchar a una guerra que no les pertenecía geográficamente pero sí en ideales.
Rosa Sepúlveda también resaltó el espíritu luchador y democrático de Sossenko, quien, según comentó la historiadora, “vislumbra una amenaza contra las instituciones democráticas en muchas partes del mundo, sobre todo en América, donde la juventud se vuelve totalmente apática e indiferente hacia los asuntos políticos”. Asimismo destacó el mensaje que Sossenko quiere dirigir a los más jóvenes basado en una lucha por paz, la libertad y la dignidad humana en contra de la explotación y la globalización.
Después ha intervenido George Sossenko, que ha manifestado sentirse muy honrado por estar en la ciudad que, para él, es el símbolo de las Brigadas Internacionales. Sobre los brigadistas, ha comentado que “éramos gente normal con la necesidad de actuar en pro de nuestros ideales de paz, prosperidad y goce de la vida”. En cuanto al acontecimiento bélico que marcó España entre 1936-1939, Sossenko dijo que “fue un caso único en el que, sin convocatoria previa, quisimos participar 42.000 personas de 54 países distintos. Estamos muy agradecidos al pueblo español, que nos dio la
oportunidad de luchar por una causa común, pues luchando aquí defendíamos a nuestros países y familias que vivían fuera”.
La fuerza de las ideas, dijo Sossenko, “nos movió, como a Don Quijote”. El brigadista, a pesar de que se manifiesta ateo como la mayoría de sus compañeros del frente, encuentra cierto misticismo y religiosidad en los sentimientos que le aferran a España: “muchos regresamos ciegos, o sin brazos y piernas, pero nunca he oído una queja de alguien lamentándose por haber venido a luchar a España, nuestra segunda patria”.
Manuel Requena ha querido recordar los inicios del CEDOBI en Albacete, provincia que desempeñó un importante papel durante la Guerra Civil como lugar de retaguardia, encuentro y preparación de miles de brigadistas internacionales. Por todo ello, comentó, “un puñado de historiadores albacetenses, con la inestimable ayuda de otras personas e instituciones, entendieron que había que fomentar desde aquí la investigación, el estudio crítico y la recuperación de aquella memoria histórica, y a comienzos 1989 creamos un centro documental donde promover actividades divulgativas y mantener el contacto con brigadistas y estudiosos de todo el mundo”. Ese centro pasaría a formar parte de la estructura universitaria en 2003 manteniendo sus fines investigadores y otorgando una gran importancia a la reflexión y la divulgación sin olvidar los valores sociales y culturales sobre los que se asienta.
“Aventurero Idealista”, nº 3 de la colección “La Luz de la Memoria”
Esta obra es la primera parte de las memorias de George Sossenko, que comprende los primeros años de su vida y su estancia como brigadista en España. El libro relata su infancia vivida en la Unión Soviética y Alemania y su juventud en París, lo que influyó decisivamente en su formación intelectual. Destaca, asimismo, la influencia de su padre, un republicano seguidor de Alejandro Kerensky que permaneció en la Unión Soviética hasta el año 1926 luchando contra los bolcheviques.
Su espíritu comunista con influencias anarquistas fue determinante en su decisión de venir a España, donde llegó con sólo 16 años. Luchó en el frente de Aragón y en el de Teruel entre agosto de 1936 y agosto de 1937, marchando de España al ser requerido por su padre.
GABINETE COMUNICACIÓN UCLM
Albacete, 27 Abril 2005











Más actualidad