El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El seminario continúa los días 5 y 6 de febrero

Expertos analizan el trabajo de los profesionales que tratan con jóvenes infractores

03/02/2014
Compartir:

Expertos analizan el trabajo de los profesionales que tratan con jóvenes infractores

03/02/2014

La madurez, el desarrollo cognitivo y el comportamiento antisocial han sido los temas con los que se ha abierto el seminario de especialización: Nuevas perspectivas en la actuación social y judicial con jóvenes delincuentes: Madurez, necesidades y transición a la edad adulta, que ha sido inaugurado esta tarde en el Campus de Albacete. El ponente encargado de exponer la primera conferencia ha sido el profesor de la Universidad de Barcelona Antonio Andrés Pueyo, quien ha hablado, entre otros asuntos, de los cambios que ha sufrido el concepto de madurez psicológica en los últimos quince años. El invitado ha sido presentado por la profesora de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Cristina Rechea, directora de la actividad.

Más de medio centenar de inscritos toman parte en este seminario, que está organizado por el Centro de Investigación en Criminología de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), y cuya inauguración ha corrido a cargo del vicerrector de Transferencia y Relaciones con Empresas, Pedro Carrión, quien destacó su gran acogida, y del fiscal Superior de Castilla-La Mancha, José Martínez, el decano de la Facultad de Derecho de Albacete, Diego Gómez, y Cristina Rechea.

La directora de las jornadas ha señalado que el tema elegido es de gran interés científico. “Nos ha interesado mucho los nuevos planteamientos que hay en las relaciones entre los menores infractores y todo el sistema de justicia penal y servicios sociales”,-dijo, ya que “se están planteando nuevas formas de ver ese tipo de relaciones y queremos que los que están trabajando en ello nos lo cuenten”.

Precisamente uno de los expertos en hablar sobre el tema ha sido el profesor Andrés Pueyo, quien se refirió al concepto de madurez psicológica como “algo que en el ámbito de la justicia juvenil y criminológico tiene una enorme trascendencia y que en los últimos quince años ha sufrido cambios”,-afirmó, mientras avanzó que dos de estos cambios se encuentran , por un lado, en que el fenómeno de la madurez no es tan sencillo como se creía y que ahora se conoce mejor gracias a los avances existentes, sobre todo en el campo de la neurociencia. “Se ha se ha observado en estudios rigurosos que la madurez no es solo tener capacidad de comprender las cosas, sino que tiene otros componentes de tipo social o emocional”.

Otro de los cambios que apuntaba el profesor son los límites “prefijados” en la ley sobre quién es y quién no responsable en base a su madurez. Límites que, tal y como subrayó “han desdibujado mucho y en general se han alargado en el tiempo. Se pensaba que una persona con 18 años era suficientemente capaz de comportarse como un adulto y ahora a la luz de los nuevos estudios se observa que en algunos aspectos sí, pero no en todos. Hay aspectos más lentos de madurar que pueden alcanzar los 23 o 25 años”-afirmó.

El seminario continúa el miércoles, día 5, a partir de las 16.30 horas y contará con el profesor de Psicología de la Universidad de Barcelona Santiago Redondo para tratar la transición y desistimiento entre la delincuencia juvenil y la adulta. Tras la misma, se celebrará la mesa redonda: Reflexiones para orientar la respuesta y la intervención con los jóvenes infractores, que será moderada por la profesora de la UCLM Esther Fernández. Al día siguiente será esta profesora la que clausure el seminario con la ponencia: Estado actual y futuro de la política criminal juvenil.

Gabinete de Comunicación UCLM. Albacete, 3 de febrero de 2014
 

Más actualidad