El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La autora, María Plaza Carmona, pertenece al grupo "Investigación en la Gestión de Organizaciones Deportivas" (IGOID)

El Instituto Andaluz del Deporte premia una investigación de la UCLM

27/03/2012
Compartir:

El Instituto Andaluz del Deporte premia una investigación de la UCLM

27/03/2012

Un trabajo de fin de máster sobre los efectos de la práctica del fútbol sobre la masa ósea en niños prepúberes en función de la superficie de juego ha obtenido uno de los galardones del Instituto Andaluz del Deporte en la XXI convocatoria de sus premios de investigación. La autora, María Plaza Carmona, pertenece al grupo "Investigación en la Gestión de Organizaciones Deportivas" (IGOID), que tiene su sede en la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

La investigación, dirigida por los profesores Leonor Gallardo e Ignacio Ara, analizó a 39 niños de entre 8 y 10 años, divididos en tres grupos: juegan sobre césped artificial, tierra y grupo de niños control que no practican ninguna actividad física.

A través de esta investigación se estudió el efecto osteogénico que deriva de la práctica en fútbol durante el crecimiento y su posible aumento o disminución, que puede lograrse en función de la superficie de juego donde se desarrolla la práctica deportiva.

Los datos mostraron que los niños que practican fútbol presentan una condición física significativamente mayor en comparación con el grupo control. Presentan una mayor densidad mineral ósea que los niños sedentarios en la mayor parte de todas las variables analizadas.

Por tanto, explica la autora, “la práctica de fútbol se asocia con un aumento de la masa magra y disminución de la masa grasa, así como un aumento del picó de masa ósea independientemente de la superficie sobre la que se practica fútbol”.


Gabinete de Comunicación UCLM. Toledo, 27 de marzo de 2012
 

Más actualidad