El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Ambas entidades mantienen un convenio de colaboración a nivel nacional para el desarrollo del programa "2 millones de árboles".

La UCLM y Caja Madrid en una apuesta verde para España

19/01/2012
Share:

La UCLM y Caja Madrid en una apuesta verde para España

19/01/2012

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha firmado un nuevo acuerdo con la Obra Social de Caja Madrid (OSCM) para el desarrollo en 2012 del programa "2 millones de árboles", dentro del marco del convenio a nivel nacional que ambas entidades mantienen desde el año 2007. Durante este periodo se llevarán a cabo actuaciones de reforestación en algo más de 300 hectáreas de las Comunidades Autónomas de Madrid y Extremadura.

Este programa es la continuación del inicial "1 millón de árboles" que se ha ido prorrogando año tras año y en el que participan profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Albacete, de las áreas de conocimiento de Producción Vegetal, Tecnologías del Medio Ambiente, y de Ingeniería Agroforestal, con el objetivo de actuar en una red de espacios deteriorados, reforestándolos y realizando plantaciones con el fin de recuperarlos desde el punto de vista medioambiental, paisajístico y de recreo. Hasta la fecha, este convenio ha posibilitado la plantación de más de 1.270.000 árboles en 2.310 hectáreas afectadas, ubicadas en 21 actuaciones de 13 Comunidades Autónomas (CCAA) en toda España.
Mediante este acuerdo, el grupo de la UCLM elabora los informes oportunos sobre la viabilidad técnica y económica de los proyectos presentados por las distintas CCAA a Caja Madrid, para restaurar y fortalecer espacios deteriorados y abandonados de esos territorios, en muchos de los casos zonas que han sido devastadas por los incendios. Un aspecto significativo de este convenio es que las especies a implantar sean autóctonas de las CCAA que han solicitado a la entidad financiera la actuación. Para ello el equipo de expertos de la UCLM realiza un exhaustivo estudio botánico de la zona dañada y evalúa la aptitud e idoneidad de las especies que mejor se integran en el ecosistema futuro.
Este convenio surge del interés de la Obra Social de Caja Madrid en financiar actuaciones sociales y medio ambientales para poner freno a la desertización en las diferentes zonas del territorio español donde se ha producido la destrucción física y biológica del ecosistema. En los estudios y trabajos que efectúa la UCLM se procede a la evaluación de propuestas para la restauración forestal de estos espacios. Si estas son aprobadas, se realizarán plantaciones con el fin de promover bosques maduros que sean capaces de crear oxígeno, fijar CO2, combatir contra el cambio climático o controlar la hidrología de la cuenca facilitando la recarga de los acuíferos.
De igual forma, la transformación de las zonas deterioradas en masas forestales pretende cumplir con el objetivo de posibilitar el aprovechamiento de los bosques, tanto desde la perspectiva de la madera, la caza, la leña o los hongos, como desde su disfrute como uso recreativo y de ocio.
Hasta este momento, se han realizado actuaciones en casi todas las CCAA españolas, destacando las efectuadas en Aznalcollar (Sevilla) para recuperar terrenos incendiados; en la Sierra de Guadarrama en Madrid; en zonas incendiadas de Verin (Orense) y en Extremadura donde se han recuperado diferentes áreas con plantación de alcornoques.
Mediante este programa, también se han llevado adelante tres importantes proyectos en la provincia de Albacete. El primero de ellos en el monte Solana de Catarroya, en Yeste, donde se han repoblado 150 hectáreas afectadas por el incendio de 1994; el segundo en el Cordel de Balazote, con una adecuación ambiental consistente en una plantación lineal a base de especies de suelos salinos; y un tercero en la Sierra Procomunal de Chinchilla, donde se han repoblado 30 hectáreas en una densidad de mil pies por hectárea, en el cual se han introducido especies autóctonas tan importantes como la encina, el pino carrasco, el romero, el enebro y la sabina mora.
Gabinete de Comunicación UCLM. Albacete, 19 de enero de 2012

Más actualidad