El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

En la investigación han participado 5.800 niños de entre primero y sexto de Educación Primaria

Los escolares de Ciudad Real no distinguen entre juego y deporte

22/01/2008
Share:

Los escolares de Ciudad Real no distinguen entre juego y deporte

22/01/2008

Según un estudio realizado por Alberto Pinto, profesor de la E. U. de Magisterio de Ciudad Real, sobre las tendencias lúdicas y deportivas de los niños de la provincia, los escolares de entre primero y sexto de primaria no distinguen entre juego y deporte. La investigación ha revelado además que los niños juegan más en el colegio que en el barrio, que el fútbol es el deporte más citado y las carreras el juego más mencionado.

Trabajando sobre una muestra de 5.800 sujetos de 32 centros educativos, el profesor no halló diferencias significativas en las tendencias lúdicas y deportivas atendiendo a criterios como el sexo, el centro o el área. Otra de las conclusiones del estudio, llevado a cabo con motivo de una tesis doctoral defendida en la Facultad de Ciencias del Deporte de Toledo, es que existe poca presencia del juego simbólico o ficticio entre los juegos de los niños de primero a sexto de primaria, aunque si aparecen de forma dispersa fundamentalmente en los cursos inferiores.
Para realizar su investigación el profesor estableció cuatro modalidades: juego colegio, juego barrio, deporte colegio y deporte barrio, además de tres escenarios (entorno rural, semiurbano y urbano) y una doble perspectiva (psicología evolutiva y educación física y deporte).
En el marco teórico, el trabajo ha aportado una clasificación novedosa de las teorías del juego atendiendo al componente motor, así como una propuesta de clasificación del juego motor que atiende a tres dimensiones: una del ámbito de la educación física, otra del ámbito de la persona, y por último, otra que atiende a la estructura interna del juego. Según el profesor, esta clasificación ha obtenido un índice de fiabilidad significativo.
Toledo, 22 de enero de 2007

Más actualidad