El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El Premio Príncipe de Asturias participó en la II edición de los Talleres de Periodismo Científico de la Universidad de Castilla-La Mancha

Ignacio Cirac: "Es inimaginable la cantidad de aplicaciones que se podran logar con la informacion cuantica"

11/12/2006
Compartir:

Ignacio Cirac: "Es inimaginable la cantidad de aplicaciones que se podran logar con la informacion cuantica"

11/12/2006


La Universidad de Castilla-La Mancha celebra en Ciudad Real la II edición de los Talleres de Periodismo Científico con la participación de Ignacio Cirac, quien fue profesor de la Universidad regional y ha recibido este año el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica. Con esta iniciativa, la institución educativa trata de tender puentes entre los investigadores y los periodistas responsables de difundir los resultados de la investigación científica y tecnológica.
Ignacio Cirac (Manresa, 1965), que ha recibido recientemente el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2006, ha sido el encargado de abrir la II edición de los Talleres de Periodismo Científico que la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) celebra anualmente, para aunar esfuerzos con los medios de comunicación regionales en pro de una mejor difusión del trabajo científico en Castilla-La Mancha.
Fue el rector de la UCLM, Ernesto Martínez Ataz, el encargado de dar la bienvenida a tan ilustre invitado, y es que, según el responsable de la institución “a una persona como Ignacio Cirac se le quedaba pequeña la Universidad regional, La Mancha y España y, por el momento, se queda en Europa…” en referencia a la importancia del investigador, de su trabajo y la demanda de colaboraciones que recibe de todo el mundo.
Cirac, que trabaja en la actualidad en el Instituto Max Planck de Óptica Cuántica (Alemania) y comenzó como profesor en investigador en la UCLM, dentro del departamento de Física Aplicada, que dirige el profesor José Manuel Ribeiro, agradeció el cariño con el que se le ha tratado siempre en la Universidad de Castilla-La Mancha e hizo un guiño a la institución que le vio nacer como investigador al decir que “la UCLM tiene investigadores que se pasean por todo el mundo presentando sus resultados de investigación, lo que indica que la Universidad regional está en un buen estado de forma”.
Durante la conferencia, el investigador se refirió al mundo microscópico y las cosas extraordinarias que existen en el mismo “un mundo donde las propiedades de la materia se difuminan y los objetos parecen estar en varios sitios a la vez, atravesando regiones prohibidas o demostrando cierto tipo de telepatías”. Para Ignacio Cirac las cosas que ocurren en el mundo microscópico solamente se podrían catalogar en la actualidad como “fenómenos extraordinarios de imposible comparación”.
El investigador habla de ejemplos tan sorprendentes, que si se tuvieran que comparar con la realidad, estaríamos hablando, dice Cirac “de, por ejemplo, un esquiador que atraviesa los árboles que se cruzan en su camino sin sufrir un percance o de un animal que puede estar –a la vez- vivo o muerto”. El doctor honoris causa por la UCLM se refirió con estos ejemplos a la gran incursión que ha hecho la Física Cuántica en un terreno que pertenecía, hasta hace poco, a la Filosofía.
La disciplina a la que él dedica su vida –junto a varios premios Nóbel- nos dará acceso a nuevas leyes físicas que propiciarán la realización de cosas que hasta ahora son inimaginables, comenta Cirac. Desde la revolución informática, con el famoso ordenador cuántico, capaz de realizar -en un segundo- los mismos procesos que todos los ordenadores que hay en el mundo actual tardarían en hacer cien años, a la criptografía imposible de descifrar o la mejora de las comunicaciones y la simulación de procesos con materiales que, hoy por hoy, resultan imposible de llevar a cabo.
En concreto, la Informática Cuántica está en un momento inicial –en lo que a experimentación práctica se refiere-, ya que todo lo que ha sido investigado sobre el papel requiere una serie de máquinas y procesos muy complicados para los que aún no hay soluciones técnicas. De hecho, refiere Cirac “la tecnología que resolverá estos problemas no tendrá nada que ver con lo que conocemos hoy en día” ya que en los próximos cincuenta años la revolución tecnológica se espera que sea muy superior a la del anterior medio siglo (donde se pasó de enormes y torpes ordenadores de válvulas y toneladas de peso -en los años 50-, a dobles procesadores en ordenadores que pesan menos de un kilo en 2006).
En definitiva, la Mecánica Cuántica da lugar a una serie de paradojas y aplicaciones que tienen un fin: dominar el mundo subatómico para poder violar las leyes de la Física clásica, lo que conllevará una revolución en campos como la informática o las comunicaciones. Se trata de un trabajo multidisciplinar que requiere un esfuerzo internacional y, donde todos los logros están por llegar. Es inimaginable, aún, la cantidad de aplicaciones que se podrán sacar de la información cuántica, sentencia Cirac.
Tras la conferencia de Ignacio Cirac, los periodistas asistentes participaron en dos talleres, donde los profesores de la UCLM Pablo Cañizares y José María Menéndez expusieron sendos proyectos científicos en los que está implicada la Universidad regional y que suponen un impacto relevante para la sociedad. En concreto, un macroproyecto sobre depuración de aguas residuales y otro sobre el tráfico en Ciudad Real, que llevan a cabo el Instituto de Tecnologías Química y Medioambiental y la Escuela de Caminos, Canales y Puertos, respectivamente.
En breves fechas se llevarán a cabo estos talleres en los campus de Toledo y Cuenca, mientras que Albacete, Ciudad Real y Talavera de la Reina, ya han concluido los encuentros profesionales.
Ciudad Real, 11 de diciembre de 2006

Más actualidad