El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

El rector de la UCLM, el presidente de la JCCM y el alcalde de Toledo inauguran las nuevas instalaciones de la Facultad de CC. JJ. SS.

Madre de Dios consolida la apuesta de la UCLM por la conservacion del patrimonio de Toledo

11/11/2005
Share:

Madre de Dios consolida la apuesta de la UCLM por la conservacion del patrimonio de Toledo

11/11/2005

El rector de la UCLM, Ernesto Martínez Ataz; el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el alcalde de Toledo, José Manuel Molina, inauguran esta mañana las nuevas instalaciones universitarias de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo. Al acto inaugural asisten también Mario Muelas y Agustín Mateo, arquitectos responsables del proyecto de rehabilitación; Diego Peris, arquitecto director de la Oficina de Gestión de Infraestructuras de la UCLM, y Juan Manuel Rojas, arqueólogo responsable de la restauración.
El convento de Madre de Dios fue fundado en 1482 como beaterio por doña Leonor y doña María de Silva. Poco después se convirtió en un monasterio, que atravesó sendos periodos de crisis durante los siglos XVII y XVIII como consecuencia de la falta de religiosas y de la desamortización.
Las monjas vuelven al convento en 1851 por expreso deseo de Isabel II, que rehabilita las instalaciones para alojar a la nueva comunidad. Dos décadas después las religiosas son expulsadas de nuevo y el edificio se convierte en cuartel de la guardia civil. A principios del siglo XX es devuelto a la comunidad, pero las monjas se ven obligadas a abandonar el templo como consecuencia de su mal estado de conservación.
A finales de los años 90, la Universidad adquiere el inmueble a una congregación de dominicas con el objetivo de ampliar las dependencias de la inmediata Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo, ubicada en el antiguo convento dominico de San Pedro Mártir desde 1992. Tras la rehabilitación, realizada según los planteamientos del Plan Especial del Casco Histórico de Toledo, los dos edificios conforman una manzana destinada a usos universitarios en pleno centro histórico de la ciudad, completando la presencia de la Universidad en los vecinos palacios de Lorenzana (vicerrectorado del Campus de Toledo y de Relaciones Institucionales), Padilla (Facultad de Humanidades) y Pedro I (Escuela de Traductores de Toledo).
Tras la rehabilitación del antiguo Convento de Madre de Dios, llevada a cabo entre 2002 y 2005, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo cuenta con cuatro nuevos aularios y seminarios, varios despachos adicionales, un aula magna, doscientos puestos de lectura añadidos en la biblioteca y un nuevo espacio para cafetería y comedor universitario.
Portada mudéjar
La portada mudéjar de Madre de Dios, fechada en el siglo XIV, salió a la luz durante la fase de estudios arqueológicos previos al inicio de los trabajos de rehabilitación del convento. Desde el momento de su descubrimiento hasta que culminaron los trabajos de restauración a finales del pasado año, se llevó a cabo una importante labor interdisciplinar entre arquitectos, arqueólogos y restauradores para fijar los criterios y técnicas más adecuadas para la rehabilitación, que incluyó la retirada de añadidos, la localización de elementos estructurales desaparecidos y su posterior reposición y una importante labor de limpieza y consolidación de piezas cerámicas, morteros y enlucidos. Considerada por los especialistas como “el santo y seña del mudéjar toledano”, la portada es única en su género por hallarse ubicada en una edificación civil y la mejor conservada en Toledo y toda su área de influencia.
Durante los trabajos de rehabilitación del convento también salieron a la luz restos arqueológicos de las épocas romana, visigoda e islámica, que se han integrado en el edificio sin romper la armonía con las dependencias universitarias.

Más actualidad