El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Es Premio Nacional de Narrativa, Premio Nadal y Premio Nacional de Literatura Infantil

El escritor Gustavo Martin Garzo habla de "La necesidad de los Cuentos", en Magisterio

16/11/2005
Share:

El escritor Gustavo Martin Garzo habla de "La necesidad de los Cuentos", en Magisterio

16/11/2005

Los libros hay que ir a buscarlos, no es fácil encontrarse con ellos –con los que más nos pueden gustar-, aunque se pueden crear las condiciones para ello, como leer cuentos a nuestros hijos o compartir entretenimiento contándoles aquellos cuentos que marcaron nuestra infancia, y así lograremos que, cuando sean mayores, puedan entender la vida desde un punto de vista amplio, sensible y sin los nervios que provoca el no entender muchas veces la vida que nos rodea.
Así define el escritor Gustavo Martín Garzo, Valladolid (1948), la necesidad esencial de los cuentos en las edades tempranas. Para este vallisoletano no hay que “dar la lata a los niños con que deben leer”, cree que hay que crear situaciones propicias, puesto que los menores no leen, pero “son fantásticos escuchando cuentos”, sentencia el Premio Nacional de Literatura Infantil que visitó esta tarde la Escuela de Magisterio de Ciudad Real para hablar de “La necesidad de los cuentos”.
El también Premio Nadal, en 1999, por “Las historias de Marta y Fernando”, piensa que la importancia de contar un cuento es tal, que condicionará la existencia o no de un futuro lector, de ahí “la necesidad de los cuentos para los niños”. Martín Garzo tiene muy claro que “los cuentos no son para entretener a los niños, porque tienen un papel esencial en el desarrollo del menor, su personalidad y sus emociones”.
Y es que un niño que lee y escucha cuentos tendrá, en palabras del autor de “Tres cuentos de hadas”, una vida “más rica, más tolerante y comprenderá mejor lo que le ocurre, ya que los cuentos más complejos siempre tienen enseñanzas que no son fáciles de entender, pero que son decisivas para no ponerse de los nervios con la vida que nos toca”. Cree Garzo que la mejor forma de fusionar realidad y fantasía, fantasmas y animales que hablan, árboles que se comportan con humanos es a través del cuento y, que sus mejores aliados, son los niños.
En “Dulcinea y el caballero dormido”, un encargo que le hizo la editorial Edelvives y que protagonizó, entre otros, la charla que impartió en Magisterio, Martín Garzo habla de una historia fantástica, desde el punto de vista femenino. Una mujer inexistente –como lo fue Dulcinea- habla de cómo Don Quijote libera presos, criados maltratados, doncellas repudiadas e.t.c. De cómo el caballero siempre se pone de parte de los imprudentes y los desfavorecidos, pero con un toque femenino que ha sido motivo del éxito de Gustavo Martín Garzo entre las mujeres –según dicen, sus principales lectoras.
Ciudad Real, 16 de noviembre de 2005

Más actualidad