El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Dentro del ciclo de conferencias organizadas con motivo de la IV Semana de la Ciencia y la Tecnología, se ha impartido en Puertollano

Conferencia sobre la interaccion persona y ordenador

03/11/2004
Compartir:

Conferencia sobre la interaccion persona y ordenador

03/11/2004


“Computación ubicua: acceso a la información en cualquier momento, en cualquier lugar” es el título de la conferencia que el profesor de Informática de la UCLM, Manuel Ortega, ha impartido en el Centro de Estudios Universitarios de Puertollano, dentro de la programación organizada con motivo de la IV Semana de la Ciencia y la Tecnología.
La computación ubicua son ordenadores, no visibles, que están en todas partes que ayudan a situarte en el entorno y te permiten interactuar con él.
El profesor de la Escuela Superior de Informática de la UCLM Manuel Ortega, ha impartido, esta tarde en el Centro de Estudios Universitarios de Puertollano, una conferencia sobre el proyecto de investigación que está llevando a cabo el grupo CHICO (Computer Human Interaction and Collaboration), de la UCLM. Dicho proyecto está basado en la exploración y búsqueda de nuevas tecnologías interactivas que sean susceptibles de aplicarse en el aula y de esta forma intentar transformar el concepto tradicional de clase. Es decir, son ordenadores invisibles que te ayudan a situarte en el entorno y mediante dispositivos especiales te permiten interactuar con él.
Bajo el título “Computación ubicua: acceso a la información en cualquier momento, en cualquier lugar”, el profesor Ortega ha manifestado que las tecnologías más potentes son las que se integran en el entorno y llegan a ser prácticamente invisibles. La gente deja de pensar que está utilizando una tecnología para creer que con ella puede llegar a hacer cualquier cosa, es decir el usuario no es consciente de su existencia.
Esto nos conduce hacia el concepto de computación ubicua, un mundo donde la capacidad de información se halla distribuida por todas partes mediante pequeños dispositivos conectados a una red de servidores de información. Por tanto, no será necesaria una estación de trabajo con una única pantalla que requiera la atención del usuario, sino que podrá disponerse de una serie de visualizaciones por todas partes con lo que la importancia del ordenador personal pasará a ser mucho menor.
En la charla, Manuel Ortega ha presentado el prototipo de sistema ubicuo denominado AULA junto a otros desarrollados en computación, con el objetivo de ampliar la capacidad computacional a todo el entorno mediante la distribución de dispositivos conectados a servidores de mayor potencia. De este modo, “la responsabilidad computacional se desplaza diluyéndose en el entorno, intentando conseguir una idea de omnipresencia”, dijo Ortega.

Más actualidad