El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La UCLM celebra un curso de verano sobre el tema

El hogar inteligente, una realidad para la Universidad de Castilla-La Mancha

16/07/2004
Compartir:

El hogar inteligente, una realidad para la Universidad de Castilla-La Mancha

16/07/2004

Hoy en día, desde nuestros hogares se abre una gran ventana al mundo desde la que podemos observar todo lo que queramos sin necesidad de movernos de nuestro salón; al mismo tiempo, sólo nos pueden observar aquéllos a quienes les hayamos dado autorización de forma expresa. En muy pocos años, gracias a las tecnologías de la información que significan las pasarelas, nuestros hogares se extenderán a nuestros lugares de trabajo, hoteles, vehículos, etc., es decir, allá donde nos encontremos.

El futuro inteligente de nuestros hogares es ya una realidad para la Universidad de Castilla-La Mancha. Por eso, el próximo lunes 19 de julio profesionales de la construcción, de las tecnologías de las comunicaciones e ingenieros técnicos se darán cita en el campus de Cuenca para asistir al curso de verano “El hogar digital:instalaciones y automatización en viviendas habitadas y edificios”.
En este sentido, los participantes en el encuentro estival plantearán las tendencias actuales en el campo domótico y valorarán las posibles líneas de desarrollo mercado.
Los servicios domóticos están orientados a aumentar el confort y la seguridad en el hogar y la industria, con aplicaciones que van desde la eliminación de barreras hasta la automatización de tareas rutinarias y, dadas las grandes expectativas de crecimiento y desarrollo de esta área, gran cantidad de empresas pretenden posicionarse para abordar la implantación de este tipo de sistemas en una variedad de entornos.
Como ejemplos más relevantes de lo que la domótica pude influir en nuestra calidad de vida, cabe citar que desde nuestro teléfono móvil, nuestra agenda personal, ordenador o incluso desde el mando a distancia de la televisión podemos subir o bajar persianas, poner lavadoras, subir la temperatura de la calefacción, comenzar un asado en el horno o hacer el seguimiento y control de personas por circuito de video sin necesidad de estar presentes o incluso conseguir que nuestra nevera se encargue de hacer la compra semanal por nosotros.
Esto es sólo el presente, ya que el futuro de la domótica no tiene limites y se presenta como herramienta fundamental para la asistencia de personas mayores, niños o discapacitados, convirtiendo sus voces o movimientos en herramientas de mando que podrán ordenar a un equipo de electrodomésticos que realice todas las tareas a las que alcance nuestra imaginación.

Más actualidad