El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Se pretende que el crecimiento de Albacete sea en pro del bienestar, el empleo y la conservación del Medio Ambiente

La UCLM y el Ayuntamiento de Albacete establecen las bases del Observatorio de la Sostenibilidad

08/07/2004
Compartir:

La UCLM y el Ayuntamiento de Albacete establecen las bases del Observatorio de la Sostenibilidad

08/07/2004

El vicerrector del Campus albaceteño y Proyectos Emprendedores, Antonio Roncero, y el alcalde de Albacete, Manuel Pérez Castell, han firmado hoy un convenio de colaboración para la puesta en marcha del Observatorio de la Sostenibilidad, un conjunto de acciones impulsoras del desarrollo socioeconómico y Agenda 21 que sea compatible con el mantenimiento de los recursos naturales del municipio. Para ello la UCLM constituirá dos equipos de trabajo formados por profesores e investigadores. El primero centrará su actividad en aspectos medioambientales (calidad del agua, ruido, parques y jardines,...), que será dirigido por el profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos Jorge de las Heras, y el otro abordará aspectos socioeconómicos bajo la coordinación del decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Albacete, Miguel R. Pardo.
El vicerrector destacó que “esto supone un reto importante para la Universidad de Castilla-La Mancha, que se plantea un reto significativo, para ello hemos creado grupos interdisciplinares que trabajarán con un objetivo común de forma coordinada y que ofrecerán al Ayuntamiento de Albacete el asesoramiento científico-técnico necesario”. El vicerrector agradeció al Ayuntamiento la confianza depositada en la Universidad, pues nuestro deseo, dijo, “es el de colaborar con las Instituciones Públicas y Privadas para mejorar las condiciones de vida de nuestros ciudadanos y contribuir al progreso económico y social de nuestra tierra”.
El alcalde de Albacete informó sobre la dotación económica por esta aportación científica de la UCLM a la ciudad de Albacete, que para el ejercicio 2004 asciende a 20.000 euros. Pérez Castell añadió que, gracias al convenio, se medirán los parámetros de crecimiento con el fin de que el éste tenga la calidad suficiente medioambiental, social y económica, pues, añadió “el crecimiento ha de ser para dar empleo y bienestar a los ciudadanos, tiene que revertir en la vecindad del propio municipio y no perjudicar al medio ambiente”. Según el concejal Sostenibilidad, Ramón Sotos, “éste es el primer observatorio de Castilla-La Mancha y de los pocos que hay en España, y lo que perseguimos es que, anualmente, una vez conocido el diagnóstico y las propuestas, diseñemos cómo ha de progresar nuestra ciudad desde el punto económico, social y ambiental.”
El concejal indicó que “estos estudios nos dirán, por una parte, cómo estamos trabajando según los objetivos marcados y, por otra, qué tenemos que hacer al año siguiente para corregir aquellos elementos que no estén avanzando a nuestro gusto”. A juicio de Sotos, “esto es revolucionario, pues no es frecuente que los Ayuntamientos se abran a conocer las bondades y no bondades de su gestión, y además el Ayuntamiento se compromete a afrontar esa realidad con presupuestos”.
La Agenda 21 aborda los problemas acuciantes de hoy y también trata de preparar al mundo para los desafíos del próximo siglo. Refleja un consenso mundial y un compromiso sobre el desarrollo y la cooperación en la esfera del medio ambiente. Su ejecución con éxito incumbe, ante todo y sobre todo, a los gobiernos, que han de desarrollar las estrategias, planes, políticas y procesos para conseguir los objetivos. En este contexto, el sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales y regionales tienen una función clave que desempeñar para contribuir a ese esfuerzo. Asimismo se debe alentar la participación más amplia del público y la participación activa de las organizaciones no gubernamentales y de otros grupos.
La Agenda 21 marca el comienzo de una nueva asociación mundial para un desarrollo sostenible. Se trata de un programa dinámico que podría evolucionar con el tiempo en función de las necesidades y de las circunstancias de cada zona. Los diversos agentes han de ejecutarla en consonancia con la situación, capacidad y prioridad de los países y de las regiones, con plena observancia de todos los principios que figuran en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo.

Más actualidad