El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La coordinación del proyecto internacional se llevará a cabo desde el Campus de Albacete

40 investigadores europeos y americanos participan en el Proyecto Demeter de asesoramiento de riego

06/02/2003
Compartir:

40 investigadores europeos y americanos participan en el Proyecto Demeter de asesoramiento de riego

06/02/2003


El Salón de Actos del Instituto de Desarrollo Regional (IDR) del Campus Universitario de Albacete, acoge hasta el próximo sábado, 8 de febrero, a los 40 investigadores de España, Italia, Portugal, Francia y Grecia que participan en el primer plenario del DEMETER, un proyecto aprobado y financiado por la Comisión Europea coordinado por el profesor de la UCLM, Alfonso Calera. Al acto de presentación y bienvenida a los asistentes han asistido el vicerrector del Campus de Albacete, Antonio Roncero, el director general de Desarrollo Rural, Miguel Chillarón, el director del IDR, Santiago Castaño, el coordinador del proyecto, Alfonso Calera y la investigadora alemana Anne Jochum.

Este proyecto reviste un gran interés para todos los países y áreas en los que el agua es un bien escaso, porque su objetivo es demostrar las mejoras en la eficiencia del uso de agua para riegos que genera la integración de las tecnologías de Observación de la Tierra mediante satélites. De esta forma, se construye lo que denominaríamos un nuevo Servicio de Asesoramiento de Riegos Asistido mediante Satélite (SARAS), para el que se usan propuestas científicas innovadoras que permitirán utilizar conjuntamente la constelación de satélites de alta resolución espacial que están operativos en la actualidad.
DEMETER tiene un presupuesto de 1.694.657 € (cerca de 300 millones de pesetas) y una duración de tres años. Participan 14 grupos de España, Italia, Portugal, Francia y Grecia, y es de resaltar que los usuarios de la tecnología que se desarrolle en este proyecto están ya integrados en él, tratando de establecer desde el inicio un puente entre la investigación y la aplicación. Así a título de ejemplo, en España, además de grupos de la Universidad de Castilla La Mancha y Valencia, se encuentran el Instituto Técnico Agronómico Provincial de Albacete, que gestiona uno de los más antiguos y avanzados Servicio de Asesoramiento de Riegos y la Subdirección General de Regadío e Infraestructuras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Esta estructura de grupos de investigación y usuarios se repite en cada uno de los países en que se ubican las zonas piloto, como Italia y Portugal.
La agricultura de regadío es la principal consumidora de agua en la península Ibérica (72% en España, 59% en Portugal), así como en todos los países del arco mediterráneo y en otros muchos lugares del mundo, por lo que su uso eficiente es un aspecto estratégico en cualquier política de uso sostenible del agua, tal y como se recoge en las normas legales tanto a nivel nacional como europeo (Directiva Marco Europea, Plan Hidrológico Nacional, Plan Nacional de Regadíos etc...)
Los Servicios de Asesoramiento de Riegos (SAR) son uno de los más importantes instrumentos de gestión para conseguir una mejor eficiencia en el uso del agua para riego. Los SAR proporcionan a los agricultores la información necesaria para determinar la cantidad de agua adecuada a las necesidades hídricas de los cultivos a fin de conseguir maximizar la producción en función del coste. El reconocimiento de la estratégica importancia de los SAR para ayudar en una gestión sostenible ha llevado a que se haya producido un proceso generalizado de creación de estos instrumentos, impulsado a nivel de los diferentes estados y de la propia Comisión Europea.
La metodología que se desarrolla consiste básicamente en derivar, desde las imágenes adquiridas por sensores de alta resolución espacial actualmente operativos (Landsat, IRS, SPOT, Aster), productos que pueden ser usados directamente por el SAR con mínimos cambios sobre su funcionamiento actual, tales como son los coeficientes de cultivo. En un segundo paso se plantea la generación de productos avanzados derivados de las imágenes, que puedan ser incorporados en un posible desarrollo futuro de los SAR. En último término DEMETER plantea la creación de un Servicio de Asesoramiento de Riegos Asistido por Satélite (SARAS).








Más actualidad