El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

La muestra está compuesta por 55 piezas prestadas por particulares, en las que predomina el retrato y las imágenes de grupo

Exposicion de fotografias antiguas en la Facultad de Humanidades de Albacete

02/05/2002
Compartir:

Exposicion de fotografias antiguas en la Facultad de Humanidades de Albacete

02/05/2002

Bajo el mismo título que el año pasado: “La Máquina de la Memoria”, la Facultad de Humanidades de la UCLM en Albacete, ofrece desde el jueves, 2 de mayo, la segunda edición de su muestra de fotografía antigua con el fin de sacar a la luz joyas fotográficas en poder de estudiantes o particulares que han querido participar en esta iniciativa. El profesor del Departamento de Arte de la Facultad, Diego Gómez, es el coordinador de una muestra que, este año, nace con el objetivo de recorrer distintas localidades de la provincia de Albacete tras ser vista en la ciudad.
La muestra abarca un período amplio, de unos 80 años aproximadamente, pues la foto más antigua, una familia de Chinchilla de Montearagón, está fechada en el año 1880 y, la más reciente, corresponde al año 1960, en la que aparece un grupo de mujeres en el colegio “Cristóbal Valera” atendiendo a clase de costura. Entre las 55 obras que componen la exposición, cabe destacar la de una rondalla, realizada por el gran fotógrafo albaceteño Luis Escobar en el año 1930 o la de las empleadas del conocido Café Legorburo, en la que aparece un grupo de muchachas ataviadas con traje de carnaval.
Las fotografías, que han sido seleccionadas en función de los valores histórico-documentales y el interés técnico, han quedado expuestas acompañadas de una ficha en la que consta su título, fecha aproximada de la toma, tamaño original, procedencia y alguna indicación técnica de interés, datos que ayudarán a los visitantes a conocer mejor el entorno social en el que fueron realizadas.
Todas las piezas han sido cedidas por particulares, y muestran imágenes que hoy llaman nuestra atención al contemplar un estilo de vida tan distinto al actual, pero que reflejan a la perfección las costumbres del pasado así como el folclore, las jornadas laborales, la familia, etc,... Se trata, en definitiva, de mostrar públicamente unas imágenes de gran interés documental que reflejan el propio paso del tiempo en nuestras familias y en nuestra vida. La muestra, que este año alcanza su segunda edición, podrá visitarse hasta el 17 de mayo y espera tener continuidad en años sucesivos.

Más actualidad