El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Fue realizado por la Sección de Teledetección y Sistemas de Información Geográfica (S.I.G.)

Reconocimiento al IDR por un trabajo sobre el incendio de Almansa

31/10/2001
Compartir:

Reconocimiento al IDR por un trabajo sobre el incendio de Almansa

31/10/2001

El 13 de agosto de 2000 un incendio arrasó 2.000 hectáreas de la sierra almanseña. Fue el más fuerte de cuantos se produjeron en nuestra región ese año y causó una gran pérdida de vegetación que tardará años en regenerarse. Este lamentable hecho motivó que el Ayuntamiento de Almansa encargara al Instituto de Desarrollo Regional (IDR) de la Universidad de Castilla-La Mancha, un proyecto de investigación que permitiera la localización y evaluación de las zonas afectadas por el fuego. El trabajo ha sido realizado por la Sección de Teledetección y Sistemas de Información Geográfica (S.I.G) bajo la coordinación del director de la sección, Antonio Quintanilla, y del investigador José Reyes Ruiz.
Con este estudio, el equipo de investigadores ha evaluado el terreno en que podría producirse una pérdida de suelo debido a la erosión de la lluvia, lo que ofrece datos sobre la posibilidad de recuperación de determinados terrenos y de si esa recuperación es factible de forma natural. La información que han obtenido ha sido posible mediante un tratamiento digital de una imagen satélite Landsat ETM+ que corresponde a la zona dañada por el fuego. Esto les ha permitido obtener coordenadas exactas de la zona quemada y observar en qué grado de severidad ha sido afectada. Con toda esta información han realizado un modelo digital de elevaciones en el que estudian un mapa de severidad de fuego, de pendientes y de orientaciones, que sirven para llegar a una selección, exclusivamente, de la zona quemada. Combinando los tres mapas, se obtiene un mapa de resultado final en el que se reflejan las zonas con mayor y menor necesidad de actuación forestal, lo que permitirá a los servicios de reforestación dar mayor prioridad a unas zonas que a otras.
Este proyecto de investigación, acompañado de un póster que muestra gráficamente el trabajo seguido, fue galardonado en la Conferencia de ámbito nacional “ESRI 2001”, donde se reúnen especialistas en Sistemas de Información Geográfica (SIG) pertenecientes a empresas e instituciones públicas españolas. Allí, durante dos días, se presentan los últimos adelantos en tecnología SIG y se comentan las aplicaciones más notables relacionadas con ordenación de territorio, logística, actuación en caso de desastres, gestión medioambiental, etc...
La calidad del trabajo que presentó la Universidad de Castilla-La Mancha, así como su forma de hacerlo, lograron que obtuviese el premio al mejor póster de la Conferencia, en competencia con otros trabajos, presentados por prestigiosas empresas y organismos públicos, en una votación realizada entre los asistentes al encuentro.

Más actualidad