El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Dentro del II Ciclo de Seminarios de Investigación en Biomedicina y Biotecnología

La UCLM aborda en una conferencia la seguridad de los fármacos desde la prohibición de la talidomida

25/03/2014
Share:

La UCLM aborda en una conferencia la seguridad de los fármacos desde la prohibición de la talidomida

25/03/2014

La tragedia de la talidomida, un producto contra las náuseas durante el embarazo que causaba malformaciones en el feto, y sus enseñanzas sobre la seguridad de los fármacos, fueron objeto de la conferencia que el catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Fernando Langa ofreció en la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica. En su intervención, inscrita en los II Ciclo de Seminarios de Investigación en Biomedicina y Biotecnología, explicó la importancia de la estereoquímica en las interacciones con entre medicamento y receptor.

El profesor Langa comenzó su conferencia repasando la historia de la talidomida, desde su comercialización en Alemania en 1958 como sedante sin toxicidad conocida y su utilización posterior en el tratamiento de las náuseas durante el primer trimestre del embarazo, hasta su prohibición pocos años después de que nacieran más de doce mil niños con graves deformaciones congénitas de madres que habían ingerido el fármaco.
Seguidamente, explicó la importancia de la estereoquímica, una rama de la Química dedicada al estudio de la distribución espacial de los átomos y cómo esta disposición afecta a las propiedades y reactividad de las moléculas, en las interacciones fármaco-receptor y los diferentes efectos que en el organismo provocan medicamentos con estereoquímica diferente. “En el caso de la talidomida uno de los enantiómeros (compuestos que tienen la misma fórmula molecular y el mismo tipo de uniones pero difieren en la forma que estas están distribuidas en el espacio) actúa como fármaco y el otro es el responsable de las malformaciones”, señaló.
Como consecuencia, Alemania, país de origen del fármaco, elaboró normas mucho más exigentes para la autorización de un fármaco, sobre todo en relación a la pureza enantiomérica del producto. Tras su retirada en 1961, volvió a autorizarlo en 1992 como tratamiento de la lepra.
En la última parte de la conferencia el profesor Langa, que dirige el Instituto de Nanociencia, Nanotecnología y Materiales Moleculares de la UCLM, abordó los métodos para obtener fármacos enantioméricamente puros y, en particular, los métodos de síntesis asimétrica por los que los doctores Noyori, Knowles y Sharpless obtuvieron en 2001 el premio Nobel de Química.

Gabinete de Comunicación. Toledo, 25 de marzo de 2014
 

Más actualidad