El sitio web de la UCLM utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis, pero no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios. Sin embargo, puede haber enlaces a sitios web de terceros, con políticas de cookies distintas a la de la UCLM, que usted podrá aceptar o no cuando acceda a ellos.

Puede obtener más información en la Política de cookies. Aceptar

Se desarrollará en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas de Toledo hasta el próximo 9 de abril

Alumnos de Magisterio participan en un curso sobre la ansiedad social

26/03/2008
Share:

Alumnos de Magisterio participan en un curso sobre la ansiedad social

26/03/2008

Más de cuarenta alumnos de la E. U. de Magisterio de Toledo participarán hasta el próximo 9 de abril en el curso "Ansiedad social: la glosofobia", promovido por el centro y por el Departamento de Psicología de la UCLM con el objetivo de dar a conocer entre los futuros maestros las particularidades de un trastorno muy común que se manifiesta, entre otras situaciones, en el miedo a hablar en público o la carencia manifiesta de habilidades sociales.

"La ansiedad social o fobia social la padecen personas, no necesariamente tímidas, que manifiestan un temor intenso, persistente y no controlable a ser evaluados, humillados y avergonzados por los demás en sus actuaciones sociales", explica Miriam Hume, profesora de la E. U. de Magisterio de Toledo y directora del curso.
Hume asegura que muchos alumnos de Magisterio padecen miedo a hablar en público o glosofobia. "Creemos que su formación integral debe incluir también el desarrollo de competencias en el plano personal y social. Mediante un adecuado entrenamiento consistente en una exposición gradual a dichas situaciones sociales temidas perseguimos un doble objetivo: favorecer su crecimiento personal y social y lograr que éstos puedan desenvolverse exitosamente en su vida socio-laboral posterior", explica.
Para la profesora, las ventajas de llevar a cabo en grupo esta intervención psicológica sobre ansiedad social en el ámbito educativo universitario son múltiples. "El trabajo de grupos proporciona la posibilidad de encontrarse a sí mismo en un ambiente donde el alumno es comprendido, y sobre todo la posibilidad de que pueda experimentar interacciones sociales dentro de un espacio protegido. Los demás miembros del grupo actúan como espejos, a través de los cuales éste se refleja y aprende", afirma.
Los contenidos del curso se distribuyen en siete sesiones estructurados en dos bloques, uno teórico y otro práctico. En el primero se abordarán, entre otros aspectos, la asertividad positiva y la negativa, las habilidades verbales y no verbales, el diagnóstico diferencial de la ansiedad social o la oratoria. En el segundo los alumnos realizarán ejercicios para ampliar la zona de apreciación de sí mismos y de los otros, para detectar tensiones corporales y su relación con determinadas emociones, para reconocer polaridades en la personalidad o para entrenar en exposición gradual a situaciones sociales diferentes, como el encuentro con extraños, el contacto con personas que tienen atractivo sexual o las situaciones en las que se haya cometido errores, entre otros.

Toledo, 26 de marzo de 2008

Más actualidad