Esta web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos y de análisis del tráfico. Puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando, entendemos que aceptas su uso. Aceptar
El reputado científico ha sido investido doctor honoris causa por la UCLM durante una ceremonia celebrada en el Campus de Albacete
Izpisúa pide en la UCLM el apoyo “de los gobernantes” para materializar los hallazgos que permitan tratar enfermedades hasta ahora incurables
13/04/2018
Compartir:
Izpisúa pide en la UCLM el apoyo “de los gobernantes” para materializar los hallazgos que permitan tratar enfermedades hasta ahora incurables
13/04/2018
La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) incorpora a su claustro de doctores al reputado bioquímico albaceteño Juan Carlos Izpisúa Belmonte, tras celebrarse la ceremonia de su investidura como doctor honoris causa esta mañana en el Campus de Albacete. Durante el acto académico, presidido por el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, en el Paraninfo universitario, Izpisúa Belmonte ofreció un discurso ilustrado sobre la modificación del genoma humano y la curación de enfermedades que ahora no la tienen.

El bioquímico Juan Carlos Izpisúa, director del Laboratorio de Expresión Genética del Instituto Salk de La Jolla, California, ha apelado hoy en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) a la colaboración de los responsables políticos e institucionales para materializar los avances que ya se han logrado en el laboratorio en el tratamiento de enfermedades que hasta ahora se consideraban incurables. Desde la ceguera, a la artritis, pasando por el Alzheimer o el cáncer: según está demostrando el equipo de Izpisúa, todas estas dolencias pueden mejorar o curarse “reescribiendo” el genoma o modificando las marcas epigenéticas de un individuo, es decir, el resultado de la interacción de este individuo con la vida y que también condiciona su salud o su envejecimiento, independientemente de su herencia genética.

Nacido en Hellín en 1960, Izpisúa ha sido investido doctor “honoris causa” por la UCLM en una ceremonia celebrada precisamente en el Campus de Albacete y que el científico ha aprovechado para adelantar algunos de los últimos hallazgos de su equipo, que se fundamentan en la posibilidad de “editar” los genes, es decir, copiarlos, pegarlos o eliminarlos. Este último sería el caso del tratamiento prenatal del Síndrome de Down, una alteración que desaparece al suprimir la copia extra del cromosoma 21, que es precisamente lo que ha logrado el equipo de Ispizúa in vitro y en ratones en su laboratorio del Insituto Salk, considerado el centro de estudios biológicos más prestigioso del mundo. El bioquímico ha insistido en que este enorme avance, que podría servir para curar diez mil enfermedades monogénicas, podría trasladarse a medio plazo a los hospitales “con el apoyo de los gobernantes”.

Izpisúa también ha repasado avances relacionados con una novedosísima técnica, la Integración Dirigida Homóloga Independiente (HITI) que permite a los investigadores actuar también sobre la epigenética para revertir el envejecimiento y prolongar la vida.
“Estamos en un extremo del puente –ha dicho en su discurso-, en la investigación básica; ahora solo tenemos que cruzar el puente y llegar al hospital, a la clínica; pero para ello necesitamos la ayuda de nuestros gobernantes, que giren la cabeza, que echen una mano a la investigación básica, a la educación y a la universidad”.
Curiosidad y constancia
“Para ser científico hay que ser curioso y constante”, cualidades que destacan en la trayectoria del nuevo doctor, tal y como señaló la decana de la Facultad de Farmacia de Albacete, Mª del Mar Arroyo, encargada de pronunciar la laudatio. Durante su discurso, la decana repasó “la impresionante trayectoria” personal y profesional del doctor Izpisúa desde su “difícil infancia” hasta sus últimos logros científicos del que es considerado uno de los investigadores más relevantes a nivel mundial en biología del desarrollo y medicina regenerativa, ya que según indicó “el investigador no nace en un lugar de la Mancha, sino que se hace con esfuerzo, constancia, trabajo, imaginación para ver más allá de los establecido y un buen grupo de apoyo detrás”.

Apadrinado por el vicerrector de Investigación y Política Científica, Julián Garde, y el decano de la Facultad de Medicina de Ciudad Real, el nuevo doctor ha recibido el birrete, el Libro de la Ciencia y la Sabiduría, el anillo, los guantes blancos y la Medalla de Grado, los símbolos que representan su entrada en el Claustro de la UCLM

El rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado –que presidió el acto-, se refirió al nuevo doctor como “ejemplo de talento sumado al esfuerzo, la constancia y el afán de superación”, y como un hombre que “ha hecho de la victoria contra la adversidad y las dificultades una forma de vida”.

Miguel Ángel Collado hizo referencia a diferentes declaraciones del doctor Izpisúa, en las que subrayaba la importancia de la investigación como progreso, igualdad y justicia social, “en definitiva, la democratización de la ciencia”. En este punto, el rector recordó cómo la investigación se ha convertido en la última década “víctima de la crisis económica”, señalando que todas las energías serán escasas para lograr que la actividad investigadora de la universidad vaya recuperándose y para que sus institutos, laboratorios, seminarios y talleres estén mejor dotados”.

Sin abandonar el ámbito investigador, el rector ponía como ejemplo a la UCLM como una universidad que ocupa el puesto más destacado en cuanto a recursos propios que dedicó a la investigación, según el informe Las Universidades Españolas, y como una institución que está conservando los niveles investigadores, tal y como pone de manifiesto el posicionamiento que ha obtenido “en las más acreditadas guías académicas y rankings”.

Por último, el rector abordó la actualidad académica haciendo referencia el acuerdo alcanzado con el Gobierno regional, por el que se ofertarán durante el próximo curso académico 2018/19 siete de los quince nuevos grados incluidos en el Mapa de Nuevas Titulaciones asociado a la Estrategia UCLM 2020, con el objetivo de completar las oportunidades de educación superior de los jóvenes preuniversitarios de Castilla-La Mancha.

Ambas instituciones han decidido así mismo continuar estudiando la implantación de las restantes nuevas titulaciones para los siguientes cursos académicos, incluyendo las que se propusieron en 2008, todo ello en el marco del convenio de financiación 2018-2021, cuyos trabajos se encuentran en un estado avanzado.

De esta forma, Miguel Ángel Collado, en referencia al Campus de Albacete, ha confirmado que en el próximo curso se impartirán en Albacete las titulaciones de Biotecnología y Criminología.

Igualmente, el rector señaló que la institución académica tendrá una doble exigencia: el cumplimiento de la legalidad vigente y la ética profesional. En este punto recordó que la UCLM se encuentra entre las 200 mejores universidades de todo el mundo “gracias al esfuerzo y compromiso de la sociedad, gobiernos y de su comunidad universitaria”, por lo que afirmó que la institución académica “cumple con la legalidad y la ética, y desarrollamos una formación con rigor cumpliendo todas las exigencias”.

Durante la ceremonia de investidura, también ha intervenido el director general de Universidades, Ricardo Cuevas, y el alcalde de Albacete, Manuel Serrano, quienes felicitaron al nuevo doctor y dieron la enhorabuena la UCLM por la designación del científico como doctor honoris causa. Igualmente, el acto contó con la presencia del presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Gregorio Jesús Fernández Vaquero, el secretario general de Ciencia e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, Juan María Vázquez, además de otras autoridades civiles y militares.

La ceremonia ha estado amenizada por la Agrupación Musical Granados bajo la dirección de Gloria Doñate Alcantud.

Gabinete de Comunicación UCLM. Albacete, 13 de abril de 2018

Más actualidad