ROCAS TARDIHERCÍNICAS

INDICE

Volver al documento de partida


    En la Zona Centroibérica del Macizo Hespérico son abundantes las manifestaciones magmáticas, plutónicas o subvolcánicas, que encajan en las rocas sedimentarias y/o metamórficas que constituyen este sector del Macizo. Una de las más importantes, por su extensión, es la alineación plutónica del Batolito de Los Pedroches, situado al sur de Almadén, que incluye una cierta variedad de tipos litológicos. Más cercanos a éste se localizan los stocks de Garlitos (a unos 15 Km al ONO) y de Fontanosas (unos 25 Km al Este), así como el complejo subvolcánico de El Borracho, situado inmediatamente al Norte del stock de Garlitos.

    Se caracterizan por intruir en las últimas etapas de la actividad tectónica Hercínica,



Esquema geológico del área

    Así, podemos diferenciar entre los siguientes tipos:


Batolito de Los Pedroches

    El Batolito de Los Pedroches constituye uno de los principales cuerpos ígneos de la Península Ibérica, extendiéndose desde las proximidades de Bailén (Jaén) hasta Don Benito (Badajoz), en una longitud de unos 200 Km y con una anchura media de unos 15 Km. Los afloramientos más próximos a Almadén se sitúan a unos 30 Km. hacia el Sur, en El Viso (Córdoba).

    Desde el punto de vista geológico, esta importante alineación ígnea ha sido considerada por algunos investigadores de la geología de la región como el límite entre las Zonas denominadas Centro-Ibérica y de Ossa-Morena, del Macizo Hespérico. En la actualidad, se considera integrado dentro de la Zona Centro-Ibérica, si bien se localiza en proximidad de su extremo meridional.
 
    Dentro de esta gran alineación es posible diferenciar varios cuerpos intrusivos menores, que corresponden, además, a litologías diferenciadas. Así, la mayor parte de la alineación está constituida por la "Granodiorita de Pedroches", que a su vez es intruida por varias generaciones de rocas ígneas posteriores. De éstas, las más extendidas son las variedades monzoníticas, entre las que podemos destacar, por su proximidad a Almadén, los cuerpos intrusivos de los stocks de Santa Eufenia, y El Viso, que constituyen macizos rocosos de cierto volumen, con afloramientos de varias decenas de kilómetros cuadrados. Además, son muy frecuentes las intrusiones subvolcánicas, en forma de diques de composición variada, que encajan en fracturas diversas, con un cierto predominio de fracturaciones longitudinales a la alineación general del Batolito.


Volver al índice


Granodiorita de Pedroches

    La granodiorita de Pedroches constituye, como hemos referido, la mayor parte del Batolito. Sus afloramientos se extienden a lo largo del denominado Valle de Los Pedroches, desde las proximidades de Mérida en Badajoz hasta las de Bailén en Jaén. Es una región de morfología muy suave, causada por la intensa alteración meteórica producida sobre el granito durante los climas cálidos del Plioceno. La composición de la granodiorita, muy rica en biotita y plagioclasa, habría favorecido esta meteorización.

Petrografía

    La suave morfología de la región hace que no sean demasiado frecuentes los afloramientos típicos de este tipo de rocas (berrocales). Esto hace que los mejores cortes donde se pueden observar las características de la roca sean las trincheras de carreteras, o las explotaciones canteriles. En estos puntos, es posible observar que la Granodiorita de Pedroches es una roca granítica típica, en el sentido de tratarse de una roca de grano medio, y coloración gris, en la que a simple vista es posible distinguir los granos de cuarzo, de feldespatos (de color blanco lechoso), y de biotita (negros).

    Al microscopio presenta una textura típicamente granítica, y está formada por cuarzo, plagioclasa (oligoclasa), feldespato potásico y biotita como minerales mayoritarios, y hornblenda verde, apatito y circón como minerales accesorios. La plagioclasa suele aparecer parcialmente alterada a minerales sericíticos.

    Un carácter petrográfico muy común en esta roca es la presencia de abundantes enclaves, que corresponden, en general, a corneanas, es decir, a fragmentos de la roca encajante incorporados al magma, y con grado variable de transformación por metamorfismo de contacto. Este hecho hace que en algunos textos se denomine a esta roca "granodiorita con enclaves", y es un importante factor negativo en su posible aplicación industrial. Estos enclaves son similares a los que aparecen en la granodiorita de Garlitos y en los pórfidos granodioríticos de El Borracho (ver).

Geoquímica

    Desde el punto de vista geoquímico, la Granodiorita de Pedroches es una roca de composición intermedia-ácida, como muestra su contenido en SiO2, del orden del 67%, con contenidos normales en elementos mayores, que permiten que, calculada su norma C.I.P.W., su clasificación normativa coincida con la modal. También sobre el diagrama SiO2 vs Na2O+K2O se clasifican como granodioritas.

 Aplicaciones

    La Granodiorita de Pedroches es objeto de explotaciones canteriles en proximidad de varias localidades, a lo largo de sus extensos afloramientos. Las explotaciones más conocidas, y de mayor importancia minera, son las de la zona de Quintana de la Serena (Badajoz), donde se obtienen bloques comerciales de la variedad ornamental conocida como "Gris Quintana", que alcanza una cierta difusión nacional e incluso internacional.

    Por otra parte, las explotaciones más próximas geográficamente a Almadén son las de las zona de El Viso-PozoblancoBelalcázar. En estas explotaciones no se obtienen bloques comerciales de dimensiones suficientes para aserrado y pulido, sino bloques menores que se emplean en aplicaciones de carácter local o regional. En Pozoblanco existe una fábrica, perteneciente a la empresa Granitos de Los Pedroches S.A. (Grapesa) que ocasionalmente ha explotado canteras, pero que fundamentalmente elaboran granitos de  procedencias diversas.

    Las aplicaciones concretas de estos granitos son, por lo tanto, básicamente rústicas o de "mobiliario urbano", ya que, como se refiere antes, sus características locales hacen imposible la extracción de grandes bloques, de dimensiones comerciales para aserrado y pulido.

    Como ya se ha indicado, la abundancia de enclaves (gabarros, en la terminología canteril) es uno de los principales factores negativos que afectan a sus posibilidades industriales.

Yacimientos Minerales

    En relación con la Granodiorita de Pedroches existen diversas mineralizaciones metálicas, de morfología filoniana, y constituidas fundamentalmente por sulfuros de Pb-Zn-Co. En concreto, distritos como el de La Carolina-Santa Elena (Jaén), el de Mestanza, al sur de Puertollano, o el campo filoniano de Castuera (Badajoz) se han relacionado genéticamente con este Batolito.

    A nivel regional, las llamadas "Minas Viejas" de Santa Eufemia (Córdoba) constituyen más que probablemente la principal mineralización de esta tipología de esta región de Almadén. Otras a mencionar serían Las Minillas de San Benito, o San Quintín, en las proximidades de Puertollano (posiblemente relacionadas más directamente con otro granito existente en ese área: el de Fontanosas).


Volver al índice


El monzogranito de Santa Eufemia

    A unos 3 Km. al oeste de Santa Eufemia se extienden los afloramientos del Stock de Santa Eufemia, que constituye un macizo intrsivo completamente desligado de la Granodiorita de Pedroches, y está formado por una roca completamente diferente, tanto por sus caracteres estructurales como texturales y mineralógicos: se trata de un monzogranito porfídico, en el que lo más destacable es la presencia conspícua de megacristales de feldespato potásico.
 
MAGNA, Hoja de Hinojosa del Duque
Esquema geológico del granitoide de Santa Eufemia
(según la Hoja MAGNA de Hinojosa del Duque).
 
    Sus afloramientos son algo más abruptos que los de la Granodiorita, al menos en algunos puntos (valle del río Guadamatilla), si bién en su mayor parte se encuentra, como ésta, peneplanizado.

    Desde el punto de vista estructural, el granito se encuentra afectado por una fracturación relativamente espaciada que, en principio, permitiría su explotación canteril en bloques comerciales. Veremos como otras características que presenta impiden esta explotabilidad.

Petrografía

    La textura del monzogranito de Santa Eufemia es, como ya se ha indicado, una textura porfídica muy patente, definida por la gran abundancia de grandes fenocristales (megacristales) de feldepato potásico.

    En cuanto a su composición mineralógica, está formado por los minerales principales: cuarzo, feldespato potásico, plagioclasa (oligoclasa), cordierita, biotita y moscovita (se trata de un granito "de dos micas"), acompañados de los siguientes minerales accesorios: apatito, circón, turmalina y topacio.

    Otro caracter petrográfico a destacar es la alteración que presenta, que afecta fundamentalmente a los feldespatos, y hace que la roca se desmorone con gran facilidad. Este hecho, generalizado a todo el macizo rocoso, es el que hace que no sea posible su aprovechamiento industrial como roca ornamental o de construcción.

Geoquímica

    Los caracteres petrográficos que se acaban de describir son ya un claro indicio de que esta roca presenta un quimismo diferente al de la Granodiorita de Pedroches. En concreto, en el diagrama de SiO2 vs Na2O+K2O se clasifican como rocas claramente ácidas (granitos), y en su clasificación normativa sobre la base de su norma C.I.P.W., como monzogranitos. A destacar también la presencia en la Norma C.I.P.W. de corindón normativo, que evidencia su caracter peralumínico, y el bajo contenido en hiperstena.

Aplicaciones

    El monzogranito de Santa Eufemia, por su grado de fracturación relativamente espaciado y sus caracteres ornamentales, que son similares a variadades explotadas, como el "Dorado Perla" de Alburquerque (Badajoz) podría ser una roca de cierto interés industrial, como roca ornamental o de construcción. Sin embargo, no posee la necesaria resistencia a la disgregación mecánica, lo que hace inviable su explotación. Solo se ha empleado para construcción rústica, y dentro de los propios límites de sus afloramientos.

Yacimientos Minerales

    Los granitos del tipo del de Santa Eufemia, con dos micas, son granitos a los que suelen asociarse mineralizaciones de Sn-W en todo el Macizo Hespérico. En este caso es evidente su relación con pequeños yacimientos filonianos de wolframita, que se distribuyen en la zona periférica del stock, armando tanto en la propia roca granítica como en su encajante metasedimentario.

    Estos filones, constituidos por ganga de cuarzo, con wolframita como única mena, fueron explotados fundamentalmente durante la II Guerra Mundial, y su importancia minera es bastante limitada, ya que presentan escasas corridas, profundidades y potencias. Al situarse dentro de la Reserva Estatal "Almadén", propiedad de Minas de Almadén, esta empresa ha realizado estudios geológico-mineros sobre las más importantes (concretamente, la de La Encinilla Baja, en término de Belalcázar), sin obtener resultados positivos.


Volver al índice


Granodiorita de Garlitos

    A unos 2 Km. al SE de Garlitos  (Badajoz) se extienden los afloramientos de otro macizo de rocas intrusivas de composición granodiítica, cortado por el río Esteras. La carretera nueva que desde la de Almadén a Peñalsordo llega a Garlitos lo bordea y corta tangencialmente por su extremo SO, y ofrece unas buenas vistas de su relieve, de tipo berrocal, aunque no perfectamente desarrollado.
 
MAGNA, Hoja de Siruela
Esquema geológico del área de la Granodiorita de Garlitos
(según MAGNA, hoja de Siruela)

Petrografía

    Aún guardando ciertas semejanzas con la de Los Pedroches, la Granodiorita de Garlitos presenta características propias desde el punto de vista petrográfico.

    Ya a simple vista, es una roca de color gris, más oscura que la de Los Pedroches, y de tamaño de grano apreciablemente más fino. Al microscopio es holocristalina, inequigranular, hipidiomorfa, de grano medio. Su mineralogía incluye plagioclasa (oligoclasa), cuarzo, feldespato potásico y botita como minerales mayoritarios, y ortopiroxeno, apatito, circón y esfena como accesorios. A destacar la presencia de ortopiroxeno, que suele estar parcialmente alterado a anfíboles, biotita y clorita. También es frecuente la presencia de turmalina, en general en pequeños parches pegmatíticos.

    Al igual que la de Pedroches, presenta cierta heterogeneidad textural, fundamentalmente en forma de enclaves (gabarros) de tamaños variados.

Geoquímica

    La geoquímica de esta roca presenta escasas singularidades con respecto a la Granodiorita de Pedroches: se trata también de granodioritas, tanto en su clasificación normativa C.I.P.W. como en el diagrama de SiO2 vs Na2O+K2O. Como diferencias a mencionar, presentan valores relativamente bajos en SiO2 y Na2O, y valores relativamente altos en TiO2 con respecto a la Granodiorita de Pedroches, así como los mayores contenidos en cuarzo normativo del grupo de rocas granodioríticas.

Aplicaciones

    La Granodiorita de Garlitos presenta caracteres que la hacen sin duda interesante para su explotación comercial como roca industrial: tonalidad gris oscuro, tamaño de grano más bien fino y relativamente uniforme, ausencia de minerales oxidables... Sin embargo, la fracturación que presenta, insuficientemente espaciada, impide toda explotación. De esta forma, no existe en toda su extensión cartográfica ninguna cantera reseñable, ni ningún punto que permita establecer la posibilidad de iniciar una.

Yacimientos Minerales

    Al igual que la Granodiorita de Pedroches, la de Garlitos presenta mineralizaciones de sulfuros de Pb-Zn de carácter filoniano que más que probablemente se relacionan genéticamente con ella: Las Minillas y Santa Isabel, como más conocidas. Las más importantes son Las Minillas, situadas en su exocontacto, en proximidad de su extremo NO. También se pueden mencionar los indicios relacionados con diques, y el llamado filón de Cañalarga, transversal al afloramiento granítico, y con una corrida de varios kilómetros, con barita y galena.


Volver al índice


Granodiorita de Fontanosas

    A unos 25 Km al Este de Almadén, y a unos 2 Km. al NE de  Fontanosas se localiza el stock de rocas granodioríticas de Fontanosas, atravesado por la Carretera de Almadén-Ciudad Real por Fontanosas. Corresponde, como Los Pedroches, a una zona de relieve muy poco marcado, en la que no se desarrollan apenas relieves ni morfologías característicos, más que en el valle del río Quejigares, que atraviesa el afloramiento por su zona central.
 
Magna, hojas de Almadén y Tirteafuera
Cartografía geológica de la granodiorita de Fontanosas
(según MAGNA, hojas de Almadén y Tierteafuera).
 

Petrografía

    Desde el punto de vista petrográfico, la Granodiorita de Fontanosas presenta grandes semejanzas con la de Garlitos, tanto texturales como mineralógicas, ya que incluso presenta los mismos cristales de ortopiroxeno parcialmente alterados, de tipo "clot", que presenta la de Garlitos. Únicamente destacar que sus feldespatos presentan un menor grado de alteración, lo que hace que la roca presente mejores propiedades de cara a su apovechamiento industrial.

Geoquímica

    No se dispone de de datos geoquímicos sobre esta roca, que, por sus características petrográficas, debe ser muy similar a la Granodiorita de Garlitos.

Aplicaciones

    La Granodiorita de Fontanosas es, como ya hemos mencionado, muy similar en su aspecto general a la de Pedroches, lo que hace que, al igual que ésta, presente ciertas posibilidades industriales. De hecho, existen varios puntos en que la roca ha sido explotada por cantería artesanal, para la obtención de elementos auxiliares rústicos: losas, soportes de cercas...

    A comienzos de los años 90, la empresa Minas de Almadén y Arrayanes S.A., tras una campaña de investigación geológico-minera de la zona, abrió una pequeña cantera de exploración, que permitió reconocer que la roca es similar a la variedad comercial "Gris Quintana", aunque con peculiaridades de tono y textura, por lo que intentó su comercialización con el nombre de "Gris Almadén". No obstante, la cantera se cerró, sin que se haya llegado a producir explotación.

Yacimientos Minerales

    Al igual que con el resto de rocas granodioríticas antes descritas, existen mineralizaciones de sulfuros de Pb-Zn de tipo filoniano relacionadas más o menos directamente con la de Fontanosas, destacando los yacimientos de San QuintínNavalmedio, y otros menores de la zona (Villagutiérrez, La Victoria...). Todos ellos corresponden a mineralizaciones hidrotermales de galena más o menos argentífera en cada caso, ocasionalmente con esfalerita, pirita y calcopirita, y con ganga de cuarzo, carbonatos y/o barita.


Volver al índice


Diques

    Además de las rocas plutónicas descritas, es frecuente la presencia de rocas subvolcánicas, en general ligadas al menos espacialmente a las plutónicas. En el detalle son de tipología muy variada, existiendo desde rocas riolíticas hasta lamprófidos que parecen corresponder a magmas primitivos.

    Las podemos encontrar encajadas tanto en las propias rocas plutónicas como en su entorno más o menos inmediato, y con potencias que van desde centimétrica a decamétrica.

    Su petrografía es tan variable como su composición, si bien son por lo general de textura holocristalina, hipidiomorfa, porfídica, con fenocristales de tamaño milimétrico y matriz microcristalina. De la misma forma, su composición mineralógica es variable, aunque mayoritariamente están formados por porcentajes variables de fenocristales de cuarzo, plagioclasa sódico-intermedia, feldespato potásico y biotita, lo que permite su clasificación desde riolitas a (cuarzo)andesitas. Una excepción son los diques de lamprófidos, relativamente abundantes al SE de la Granodiorita de Garlitos, y formados por plagioclasa cálcica y anfíbol titanífero (kaersutita), y que no desarrollan texturas porfídicas.

    De la misma forma, su geoquímica es muy variable. Se describe en el apartado dedicado a los diques de la zona de El Borracho, donde se disponde de más datos.
 
    No tienen aplicaciones industriales, si bien podrían servir como áridos, al menos los de mayor desarrollo volumétrico.

    En cuanto a Yacimientos Minerales relacionados con estos diques, es claro en el caso de El Borracho una relación directa con mineralizaciones de Pb-Zn. También en proximidad de la Granodiorita de Garlitos se han reconocido mineralizaciones de galena encajadas en diques subvolcánicos, según su dirección, como en El Borracho, aunque de importancia muy limitada, al menos en lo reconocido.


Volver al índice


La Garganta del Esteras, en El Borracho El Borracho

    El Borracho constituye una de las áreas más interesantes desde el punto de vista geológico de la región, pues en la misma se superponen diversos procesos petrogenéticos y metalogenéticos, unidos a un paisaje singular, condicionado por el encajamiento del río Esteras entre cuarcita Armoricana.
 
     La geología de la zona es una geología compleja, pues existen por un lado los materiales paleozoicos, que incluyen rocas piroclásticas del tipo de la Frailesca de Almadén, y por otro, los materiales subvolcánicos, con tipologías variadas. Además, existen varias mineralizaciones diferenciadas, que muestran distintas relaciones con las rocas en las que encajan. Las figuras a continuación muestran la geología de la zona.
 
MAGNA, Hoja de Siruela
Geología del área de El Borracho (según MAGNA, Hoja de Siruela)
 
 
Esquema Geológico simplificado del área de El Borracho. Líneas rojas
de trazos: filones. B.N: Borracho Nuevo. B.A.: Borracho Antíguo.
 
 
    En lo que se refiere a las rocas sedimentarias, tienen edad Ordovícico inferior, y son de naturaleza detrítica: pizarras y cuarcitas, fundamentalmente. Interestratificados entre las Altenancias Pochico y las Pizarras de Calymene aparecen, en el sector de El Borracho Nuevo, materiales piroclásticos básicos similares a la "roca Frailesca" de Almadén.

    Las rocas subvolcánicas constituyen dos tipos de afloramientos: pequeños macizos más o menos redondeados, que corresponden a pórfidos granodioríticos, y auténticos diques, que corresponden a pórfidos riolíticos y (cuarzo)andesíticos. A continuación se describen las características de cada uno de estos tipos litológicos.

    Los pórfidos granodioríticos son muy similares a las Granodioritas de Garlitos y Fontanosas, aunque de menor tamaño de grano: son porfídicos en plagioclasa, con fenocristales de tamaño milimétrico, y de matriz microcristalina, constituida por plagioclasa, cuarzo y biotita, como minerales fundamentales, y apatito y circón accesorios. Es frecuente la presencia de turmalina, como fase de cristalización tardía.

    En el campo aparecen, como se muestra en los mapas, formando pequeños macizos intrusivos, de contornos subcirculares. Los afloramientos son muy escasos, probablemente por ser una roca muy alterable.

    Otro carácter común con las granodioritas es la presencia de abundantes enclaves, que corresponden a corneanas.

    Los pórfidos (cuarzo)andesíticos aparecen en diques de continuidad lateral y potencia muy variable, que constituyen afloramientos de escaso relieve. De visu son rocas porfídicas en feldespato y/o biotita, de matriz no apreciable, y de tonalidades crema y amarillentas. Con cierta frecuencia es posible reconocer a simple vista en estas rocas pequeños cristales de granate.

    Al microscopio presentan textura porfídica, con fenocristales de plagioclasa (oligoclasa- andesina) y biotita en matriz microcristalina. Como minerales accesorios presentan cuarzo (que llega a ser abundante en algunas muestras), granate y circon. Ocasionalmente desarrollan texturas de flujo muy marcadas.

    Suelen estar alterados en mayor o menos grado, alteración que sobre todo se pone de manifiesto en el reemplazamiento parcial de la plagioclasa por minerales arcillosos y/o carbonatos.

    Los pórfidos riolíticos, al igual que los anteriores, se encuentran en forma de diques de dimensiones variables.  Los afloramientos destacan algo más sobre el relieve que los de las variedades anteriores. De visu son porfídicos en cuarzo, y de matriz dura, muy silícea. Su coloración es variable: amarillenta a rojiza, como más característica.

    Bajo el microscopio se reconoce su textura porfídica en cuarzo  (siempre con sus característicos golfos de corrosión), feldespato alcalino y biotita, con fenocristales de hasta 2-3 mm. de diámetro en matriz micro- o criptocristalina cuarzo-feldespática. Como minerales accesorios presentan moscovita (que puede llegar a ser bastante abundante), opacos, circón, apatito y turmalina.

    Al igual que los anteriores, suelen estar bastante alterados, siendo la silicificación el principal proceso que los afecta.

    Desde el punto de vista geoquímico, las rocas subvolcánicas de la zona de El Borracho presentan diferencias aproximadamente paralelas a las petrográficas:

    No presentan aplicaciones industriales, aunque algunas variedades podrían ser adecuadas como áridos.

    En cuanto a Yacimientos Minerales relacionados, en la zona de El Borracho existen dos mineralizaciones diferentes, aunque probablemente relacionadas en cuento a su génesis: El Borracho Nuevo y el Borracho Antíguo.

    El Borracho Nuevo es una mineralización filoniana cásica, formada por dos filones principales que se cortan en un punto: los filones Perla y Esperanza-Potentes. Las características de cada uno son las siguientes:

    Ambos filones se encuentran encajados en materiales piroclásticos de tipo frailesca, y disminuyen muy rápidamente su espesor y metalización al salir de estos materiales: resulta muy evidente su control estructural por las características geomecánicas de la roca de caja.

 Las labores mineras estuvieron en actividad hasta los años 70, y la principal es el pozo Perla.

    El Borracho Antíguo, por su parte, constituye una mineralización bién diferenciada de la anterior desde el punto de vista geológico, ya que los filones en este caso arman en el complejo subvolcánico que se acaba de describir, e incluso están claramente relacionados con éste, puesto que son longitudinales al mismo, y ocupan su zona central, indicando que se trata de fluidos tardimagmáticos de este magmatismo, inyectados en las últimas etapas distensivas que producen la zona de fractura que es ocupada por el complejo.

 Las labores mineras son más antiguas que las de la mineralización antes descrita (de ahí los nombres), extendiéndose en una corrida de unos 1.1000 m., en paralelo al valle del río Esteras. Su proximidad a éste hizo que las labores tuvieran que ser abandonadas, pues a ciertas profundidades el desagüe era ya imposible.

    En estas labores se explotó el llamado filón Sergio, de dirección N56.5ºE, buzamiento de unos 60º al NO, con más de 1.100 m. de corrida, y con potencia de hasta 4 m. La mineralización la constituye galena argentífera, con pirita y cuarzo-carbonatos como ganga.Ocasionalmente la ganga está emborrascada por minerales arcillosos (sericita-clorita).

    Además de este filón, los sondeos mecánicos realizados por Minas de Almadén en los años 80 pusieron de manifiesto la existencia de otros:

    Como caracteres comunes a todos estos filones, están en general mal definidos, sin una caja delimitada, y suelen encajar en los pórfidos (cuarzo)andesíticos, fundamentalmente como zonas alteradas sensiblemente paralelas a los contactos intrusivos.

    Probablemente todos ellos tienen una génesis común, en relación con las etapas tardías del magmatismo aquí descrito. Su relación espacial con los diques (cuarzo)andesíticos, y el hecho de que éstos aparezcan afectados por procesos de alteración hidrotermal confirman la posibilidad de esta relación genética.


Volver al índice


Bibliografía

Alarcón, M. (1985). Petrología y mineralogía de la Granodiorita de Garlitos (Badajoz). Tesis de Licenciatura. Universidad de Granada.

Alarcón, M.; Fenoll Hach-Ali, P.; Pascual, E.; Rodriguez Gordillo, J. (1985) El "Stock" granodioritico de Garlitos (Badajoz) y las mineralizaciones filonianas asociadas. Boletín de la Sociedad Española de Mineralogía, 10: 181-195.

Amor, J.M.; Ortega, E. (1987). Mapa Geológico Nacional a escala 1:50.000. Hoja nº 809 (Tirteafuera). IGME, Madrid.

Barranco, E. (1984). El Borracho. Notas acerca de la investigación realizada. Informe Interno. Minas de Almadén.

Carracedo, M.; Larrea, F.; Ortega, L.; Gil Ibarguchi, J. (1993) El complejo filoniano en el sector central del Batolito de los Pedroches. Comunicaçôes de XII Reuniâo de Geologia do Oeste Peninsular. Univ. Evora: 167-178.

Donaire, T.; Pascual, E. (1992) Caracterización petrológica y geoquímica del sector central del Batolito de Los Pedroches: discriminación de dos series de granitoides. Revista de la Sociedad Geológica de España, 5 (3-4): 41-54.

Donaire, T.; Pascual, E.; Higueras, P.; Morata, D. (1996) Rocas granitoides calcoalcalinas ricas en potasio en la Zona Centroibérica: el área de Garlitos-El Borracho. Geogaceta, 20-3: 579-581.

Fernández, F.J.; Cueto, L.A.; Larrea, F.J.; Quesada, C. (1990) El Plutón de El Guijo: petrología, geoquímica, edad y relación con otras rocas del batolito de Los Pedroches. Cuad. Lab. Xeol. Laxe, 15: 89-103.

García Casco, A. (1986) Petrología, geoquímica y mineralizaciones de W asociadas del Plutón de Santa Eufemia (Batolito de Los Pedroches, Córdoba). Tesis de Licenciatura. Universidad de Granada. 2 Tomos. 343 pg.

García Casco, A.; Pascual, E. (1987) El Plutón de Santa Eufemia (Batolito de los Pedroches, Córdoba, España): un granitoide de tipo S. Geogaceta, 2: 56 - 59.

García Casco, A.; Pascual, E.; Castro, A. (1987) La asociación magmática del batolito de los Pedroches: ensayo de caracterización. Geogaceta, 2: 59-61.

García Casco, A.; Pascual, E.; Fenoll Hach-Alí, P. (1989) Petrogénesis del plutón monzogranítico peralumínico de Santa Eufemia (Batolito de Los Pedroches, Córdoba). Estudios Geológicos, 45: 3-20.

García Casco, A.; Pascual, E.; Fenoll, P.; Higueras, P. (1988) Mineralizaciones filonianas de W asociadas al Plutón de Santa Eufemia (Batolito de los Pedroches, Córdoba). Boletín de la Sociedad Española de Mineralogía, 11-1: 113-124

García Sansegundo, J.; Lorenzo Álvarez, S.; Ortega, E. (1987a). Mapa Geológico Nacional a escala 1:50.000. Hoja nº 781 (Siruela). IGME, Madrid.

García Sansegundo, J.; Lorenzo Álvarez, S.; Ortega, E. (1987b). Mapa Geológico Nacional a escala 1:50.000. Hoja nº 808 (Almadén). IGME, Madrid.

Garrote, A.; Sánchez Carretero, R.; Tijero, F. (1983) El Batolito de Los Pedroches en la transversal de Villanueva de Córdoba. Temas Geológico-Mineros. 5ª Reunión del Grupo de Ossa-Morena. Bélmez (Córdoba): 29-39.

Larrea, F.J.; Carracedo, M.; Yusta, I.; Ortega, L.A.; Gil Ibarguchi, J.I. (1996) Los diques traquiandesíticos asociados al plutón granodiorítico de Los Pedroches (Batolito de Los Pedroches, España). Geogaceta, 20-3: 586-589.

Pascual, E. (1984) El Batolito de Los Pedroches en el Sector Hinojosa del Duque - Santa Eufemia. Caracteres petrográficos y relaciones con las deformaciones hercínicas. Memórias e Notícias. Publ. Mus. Lab. Mineral. Geol., Univ. Coimbra, nº 97: 39-50.

Palero, F.J. (1991). Evolución geotectónica y yacimientos minerales de la región del Valle de Alcudia (sector meridional de la Zona Centro Ibérica). Tesis Doctoral. Universidad de Salamanca. 827 pg.

Palero, F.J.; Both, R.A.; Mangas, J.; Martín-Izard, A.; Reguilón, R. (1992). Metalogénesis de los yacimientos de Pb-Zn de la región del Valle de Alcudia (Sierra Morena Occidental). in: García Guinea, J.; Martínez Frías, J., eds.: Recursos Minerales de España. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid.: 1.027-1067.

Rodríguez Pevida, L.S.; Mira, M.; Ortega, E. (1990). Mapa Geológico Nacional a escala 1:50.000. Hoja nº 833 (Hinojosa del Duque). ITGE. Madrid.

Soubrier, J.; Contreras, F.; Higueras, P. (1984). Investigación geológico-minera del sector de Belalcázar-Santa Eufemia. Mém. Inéd. Minas de Almadén. 120 pg.
 


Volver al índice


Volver al documento de partida